Valencia avanza en su objetivo de convertirse en puerto de emisiones cero

El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV) se ha reunido hoy con el fin de tratar diversos asuntos de actualidad del puerto de Valencia. Tanto la reunión como la posterior rueda de prensa presencial se han realizado cumpliendo estrictas normas de seguridad sanitaria como consecuencia del Covid-19, un encuentro que también ha podido seguirse por videoconferencia.

Aurelio Martínez ha expuesto en primer lugar la necesidad de mantener tanto el tejido industrial como el consumo para salir de la actual crisis.

“Para salir de la crisis hay que mantener el tejido empresarial. Es clave mantener el máximo número de empresas, puesto que estas son las que generan empleo. También hay que mantener la capacidad de compra de los trabajadores, lo que implica ayudas a familias con rentas bajas o la renta básica. Hay que inyectar capacidad de compra para que mantengan su nivel de consumo”.

El presidente de la APV ha señalado que la destrucción del tejido empresarial en España se ha notado principalmente en las pequeñas empresas. “Aún estamos destruyendo empresas, si bien en abril han caído menos y se ha suavizado, pero hay que hacer un esfuerzo para mantener la actividad. Si dejamos de consumir, las empresas no venden, y si estas no venden ajustan sus trabajadores porque no les hacen falta.”

En cuanto a los tráficos del puerto de Valencia, Martínez ha indicado que es necesario valorarlos teniendo en cuenta el contexto actual de la economía española. “Si cogemos los cuatro primeros meses del año, el tráfico ha caído un 4,85 % y el de contenedores un 5,86 %.  El mes de abril ha sido objetivamente malo, el tráfico ha caído un 12 % y el de contenedores un 10,9 %, pero hay que mirarlo con lupa puesto que el sistema productivo ha estado parado y las industrias cerradas”.

Martínez ha apuntado que el puerto de Valencia ha rectificado las previsiones de tráfico. “Nuestros ingresos van a ser menores, hemos ajustado nuestra cuenta de resultados.  El negocio de explotación va a caer en torno a los 10 millones y el beneficio neto se quedará en torno a los 5 millones de euros aproximadamente”.

Posteriormente, ha manifestado que con toda probabilidad los tráficos  de mayo van a caer de nuevo, mientras que en junio se deberían normalizar. “Si  junio también es malo me da la sensación de que la recuperación va a ser más lenta y el impacto que va a tener en nuestra cuenta de resultados va a ser superior”, ha indicado Martínez.

En cuanto a las medidas que ha ido tomando la APV desde el inicio de la crisis, Martínez ha destacado la agilización del pago de facturas a proveedores, una decisión que ha permitido generar liquidez dentro del sistema, así como las medidas adoptadas para salvaguardar la salud de todos los trabajadores del puerto. La rapidez en el despacho de aduanas o el buen funcionamiento de la estiba son otros aspectos positivos que ha señalado el actual presidente del puerto de Valencia.

En cuanto a los tres espacios que el puerto de Valencia pensó inicialmente para almacenar los contenedores que  la Aduana no podría gestionar, Martínez ha indicado que tan solo se ha utilizado el ubicado en la Fuente de San Luís, un espacio que cuenta con 80.000 metros cuadrados.

Estado de los proyectos de la Autoridad Portuaria de Valencia

Una de las novedades que hemos podido conocer hoy es la aprobación, por parte de la Generalitat Valenciana, de la subestación eléctrica. Una cuestión que Aurelio ha calificado como vital. “Con esto se da el primer paso para el objetivo que se ha planteado este puerto de llegar en el 2030 como puerto de emisiones cero”.

Paralelamente a este proyecto, la APV también ha puesto en marcha la electrificación de todas las terminales. “Vamos a empezar a electrificar todas las zonas del puerto que estén más próximas a la terminal de pasajeros, empezando por la misma terminal. En los pliegos ya se contempló que se tiene que incorporar la electrificación para que los buques que atraquen en la terminal puedan engancharse al suministro eléctrico”.

Por otra parte, la APV también ha adjudicado la redacción del informe de ingeniería para la construcción de una central fotovoltaica en el silo de Grimaldi. Se trata de un informe que se va a finalizar a principios de junio y con el que se pretende optimizar la construcción realizada por Grimaldi mediante la utilización del tejado para instalar una central de 6 megavatios de potencia.

La central podría generar hasta el 10 % de la energía total que en estos momentos consume el puerto de Valencia. El proyecto se encuentra muy avanzado y la APV lo sacará a licitación en el menor tiempo posible.

La rueda de prensa del Consejo de Administración de la APV se ha podido seguir por videoconferencia

Antes del verano también está previsto la construcción de otra planta fotovoltaica de 0,5 megavatios entre el dique Príncipe Felipe y el Club Náutico y otra en el puerto de Gandia de 2 megavatios. Esta última instalación permitirá al puerto de la Safor convertirse en el primer recinto portuario de Europa autosuficiente energéticamente.

Precisamente en el puerto de Gandía, la APV ha adjudicado las obras para la mejora de la capacidad del muelle Serpis, obras que podrían finalizar a principios de 2021.

Otro de los proyectos que han avanzado durante las últimas semanas ha sido la construcción del acceso ferroviario del puerto de Sagunto, puesto que Adif ha adjudicado la obra y estas se iniciarán en junio del presente año. Esta iniciativa se complementará con una terminal exterior de apoyo y una playa de vías en el muelle centro dársena 2.

El coste de todas estas inversiones alcanza los 43 millones de euros, lo que supone una fuerte apuesta por el puerto de Sagunto. También en este complejo están a punto de finalizar las obras del PIF, un elemento que permitirá la diversificación de los tráficos, incorporando el tráfico de productos como los agroalimentarios.

En referencia a la ZAL, Martínez ha indicado que las obras podrían finalizar a principios de 2021, puesto que el plazo de ejecución (una vez se adjudique y se licite) será de 8 meses. Se trata de unas instalaciones que han sufrido un deterioro durante los últimos años y existe una necesidad de renovarla.

Por último, Aurelio Martínez se ha referido a las diversas iniciativas que ha realizado la APV durante el confinamiento y que han supuesto un éxito de participación ciudadana. Entre estas iniciativas se encuentra la exposición fotográfica que tendrá lugar en el edificio del reloj cuando las autoridades sanitarias lo permitan o la campana “Al pie del cañón”.