Una cristalera funcionará como reclamo del Museu del Port de Tarragona

Teresa Jacas, arquitecta del puerto de Tarragona, explica el estado de las obras del Museu del Port

Las obras de rehabilitación del Museu del Port de Tarragona, avanzan a buen ritmo. A estas alturas se está acabando de terminar la escalera principal y la escalera secundaria por donde el personal del museo accederá a las oficinas. La escalera principal será una balconada que actuará como mirador sobre la exposición y permitirá una transición más suave y visual en el paso de la planta baja al primer piso.

Simultáneamente, los responsables de la obra continúan con la sustitución de la cubierta existente por una de nueva que mejorará muy sustancialmente las capacidades térmicas del conjunto del museo y como consecuencia la mejora de la confortabilidad interior para todas las persones visitantes. Según las declaraciones de Teresa Jacas, arquitecta de la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) y responsable de las obras que dependen de la Dirección de Infraestructuras y Conservación del puerto, se prevé que se finalice la colocación total de la cubierta el próximo mes de septiembre.

Jacas también ha detallado algunas de las inminentes intervenciones que se están llevando a cabo en el museo. La habilitación de una nueva entrada en el museo desde el Moll de Costa para el personal de oficinas y la colocación de un tragaluz central en el techo del museo que permitirá el paso de luz natural y dará mejor visibilidad a las salas didácticas y polivalentes del nuevo museo.

La arquitecta de las obras ha subrayado que el museo es un referente cultural de la ciudad y que siempre ha sido y será de entrada gratuita. Por este motivo se han sustituido las grandes puertas opacas del Moll de Costa por unos cierres de vidrio que dejarán entrever la exposición interior, esté abierto o cerrado en el museo.

La escalera interior ya está prácticamente terminada y será un mirador sobre la exposición del museo

Estos ventanales permitirán que la ciudadanía y el turismo de la ciudad de Tarragona disfrute del interior del museo y, a la vez, actuará como reclamo e invitación a sumergirse con la nueva musealización y reinterpretación integral del espacio. La nueva exposición permanente del museo facilitará que la visita sea una colección de experiencias lúdicas y sensoriales para los visitantes.

Una reforma integral en 10 meses

Hay que añadir, que hablamos de una intervención integral de 10 meses con una reforma que supone una inversión de dos millones de euros que se financia a través del 1,5% cultural, ya que el día 4 de diciembre pasado la Comisión Mixta del VII Acuerdo de Colaboración entre el Ministerio de Fomento y el Ministerio de Cultura para la Actuación Conjunta en el Patrimonio Histórico aprobó el otorgamiento de 1,75 millones de euros al puerto de Tarragona por “obras del proyecto de nueva propuesta para el Museu del Port de Tarragona.