Stena Line anuncia nuevos despidos

Stena Line, uno de los mayores operadores de ferry del mundo, ha comunicado que suspenderá el trabajo a 600 empleados y despedirá en la República de Irlanda y Reino Unido a 150 trabajadores como consecuencia del impacto de la crisis del Covid-19.

La decisión se adopta después de que la compañía anunciará en marzo el despido de 950 trabajadores en Suecia, decisión que se tomó justo después de que las conexiones entre Polonia y Dinamarca se suspendieran y se produjese una paralización prácticamente total del transporte marítimo de pasajeros en Suecia, Letonia, Alemania, Polonia y la propia Dinamarca.

La solución planteada por Stena Line responde a una disminución importante tanto en las reservas de viajes como en los volúmenes de carga en cada una de las 20 rutas que operan en Europa.

Para el propio Ian Hampton, director de Stena Line, se trata de una decisión que atienda a circunstancias excepcionales y  “que nunca esperábamos que tuviéramos que tomar”.

Stena Line estima que la cifra de pasajeros no se recuperará hasta el año 2021 y la decisión se toma en un contexto en el que la mencionada reducción de ingresos ha generado la necesidad de reducir los costes, garantizando al mismo tiempo el suministro de bienes esenciales en el Reino Unido e Irlanda.

Los despidos y suspensiones mencionados afectan a empleados del Reino Unido e Irlanda y también a sus trabajadores que ejercen labores en el mar, incluyendo aquellos que trabajan en las embarcaciones del Mar del Norte y del Mar de Irlanda.  La compañía también ha anunciado que algunos buques han sido retirados y se encuentran sin prestar servicios mientras que se ha producido una reducción considerable de las salidas de algunas rutas.

Según Hampton : “Para asegurar la continuidad de nuestras operaciones de carga, no tenemos más remedio que reducir nuestros costos. Estamos comprometidos a mantener abiertas las líneas de suministro vitales para el Reino Unido e Irlanda. Lamentablemente, debemos suspender a los empleados con licencia temporal pagada y hacer despidos. Haremos todo lo que esté a nuestro alcance para garantizar que las líneas de suministro esenciales permanezcan operativas durante un momento muy difícil para la empresa y para los países a los que servimos”.

En cuanto a los empleados que serán suspendidos, Stena Line ha comunicado que recibirán el 80 por ciento de sus salarios y que se ha priorizado la suspensión de aquellos trabajadores que se encuentren en situación más vulnerable.

Por otra parte, la compañía ha expuesto que siguen planificando sus estrategias a largo plazo con el fin de minimizar el impacto del Covid-19. 

Stena Line también ha expresado que no se descartan nuevas medidas que afecten a sus trabajadores, si bien dependerá de la evolución de la actual crisis.