Reino Unido vive un Brexit adelantado por la nueva cepa del Covid

El caos vaticinado por la salida sin acuerdo de la Unión Europea por parte del Reino Unido (Brexit) se ha adelantado en fechas por un motivo totalmente distinto: la nueva cepa del Covid-19 detectada en las Islas Británicas ha llevado al cierre preventivo, durante al menos 48 horas, de los puertos de Calais (Francia) y Dover (UK), así como a las conexiones del Eurotúnel de Folkstone, donde sólo embarcan medicamentos y productos sanitarios.

UK hace un llamamiento a no acudir a los puertos del Canal de la Mancha

Son miles los camiones atrapados en el condado de Kent, entre ellos un número indeterminado de conductores españoles: según CETM podrían ser  entre 7.000 y 10.000, mientras que Fenadismer rebaja el número a poco más de 1.000 vehículos retenidos en las kilométricas caravanas en carreteras inglesas. En lo que ambos coinciden es en las pésimas condiciones en las que deben esperar turno de embarque, sin los elementos mínimos de alimentación, aseo y descanso. Tanto es así que se ha habilitado el aeropuerto de Kent como aparcamiento improvisado para camiones.

El puerto de Dover permanece cerrado al tráfico con el continente

El secretario de Transporte británico, Grant Shapps, ha hecho un llamamiento al público en general y a  los transportistas en particular para que no viajen a los puertos de Kent u otras rutas a Francia durante los próximos días, ya que se espera un bloqueo significativo del tráfico en esa zona. Por su parte, El secretario general de Fenadismer, Juan José Gil, ha explicado a Efe que esta situación ha sumado «caos al caos», porque el bloqueo decretado viene a agravar la situación de saturación que ya había días atrás en ambos puertos por la multiplicación de pedidos de las empresas británicas ante la amenaza de aranceles y probable desabastecimiento a partir del próximo 1 de enero. Sin tiempo para validar un poco probable acuerdo, el Brexit será “a las bravas” y sus consecuencias empiezan a ser visibles.