Rafa Simó: “El puerto de Castellón ha dejado en un segundo plano los números y ha apostado por estar al servicio de sus clientes”

Rafa Simó, presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón (APC), ha señalado durante la presentación del balance del 2020 que los resultados económicos se han visto altamente condicionados por las medidas que ha puesto en marcha el puerto castellonenense durante el año. “Nuestro  objetivo ha sido  estar al lado de nuestros clientes y empresas en un momento complicado”, ha remarcado Simó, calificando al mismo tiempo el ejercicio como positivo “a pesar de las circunstancias”.

Simó ha destacado entre una batería de medidas los aplazamientos de pagos por valor de 3,7 millones de euros “que se hicieron en condiciones especiales y para dar oxígeno a las empresas”, así como el hecho de que la tasa de actividad -con un montante total de alrededor de 2,1 millones de euros- no se emitiera hasta final de año. Otra de las iniciativas que ha apuntado es el adelanto de pagos “al máximo posible” -por un importe total de 5,7 millones de euros-, añadiendo que “de nada sirve la solvencia financiera del puerto de Castellón si no está al servicio de nuestros clientes”.

En cuanto al balance de tráficos del 2020, el puerto de Castellón movilizó durante el 2020 un total de 18.541.498 toneladas de mercancía, lo que supone un 10,5% menos que en el ejercicio anterior. Los datos sitúan al enclave portuario en el segundo puerto del sistema portuario español en términos de graneles sólidos, manteniendo el noveno puesto en el tráfico de mercancías. Por otro lado, las previsiones de tráficos para el 2021 son de un crecimiento del 6% y unas cifras de mercancías gestionadas entorno a las 19,6 toneladas.

Los ingresos de explotación del puerto de Castellón en el 2020 disminuyen un 11,69 % respecto al 2019

Los ingresos de explotación del puerto de Castellón han sufrido un retroceso del 11,69% en el 2020, “debido principalmente a la disminución del 10,5% de los tráficos”, según ha manifestado el propio Simó, lo que supone un descenso de los beneficios de 3,8 millones de euros respecto a los datos de 2019.

Destaca la reducción de los ingresos derivados de la tasa de buque y de mercancías (con un descenso del 19,11% y del 14,26%, respectivamente), así como de la tasa de ocupación en un 2,04%. Respecto a esta última, Simó ha señalado que este descenso se debe a la bonificación de alrededor de 400.000 euros que aplicó la APC para “estar al lado de las empresas”, tratándose de una tasa que “habría crecido en un año normal”, ha precisado Simó.

En cuanto a los gastos de explotación del 2020, los mismos han sido similares a los del ejercicio del 2019, alcanzando un importe total de 19,7 millones de euros, lo que representa una variación de tan solo un -0,29%.

El resultado de explotación (la diferencia entre los ingresos y los gastos de explotación) asciende a 9 millones de euros, lo que supone un descenso del 29,89%, mientras que en cifras globales el puerto de Castellón finaliza el año con un resultado (antes de impuestos) de 6,7 millones de euros, lo que refleja una disminución del 32,05% respecto al 2019.

El puerto de Castellón mantiene la solvencia de su fondo de maniobra

Otro de los datos que arroja este balance del ejercicio del 2020 es el aumento del fondo de maniobra del puerto de Castellón en un 7,71%, lo que refleja un aumento de 4,3 millones de euros respecto a las cifras del 2019. “Este dato demuestra que tenemos capacidad inversora y encaramos nuestro plan de inversiones en una buena posición. Nuestra solvencia nos permite planificar inversiones importantes”, ha concluido Simó.