Ports de la Generalitat fomenta la sostenibilidad con cinco puntos de recarga para vehículos eléctricos en puertos de Terres de l’Ebre

La empresa pública Ports de la Generalitat ha instalado cinco estaciones de recarga para vehículos eléctricos en los puertos de L’Ametlla de Mar, L’Ampolla, Deltebre, Sant Carles de la Ràpita y Les Cases d’Alcanar para favorecer una movilidad limpia y eficiente entre los usuarios. La actuación ha tenido un coste de 90.000 euros. En el marco de la lucha contra el cambio climático, la flota de vehículos de la Administración portuaria en los puertos ebrenses se ha dotado de motos eléctricas y automóviles eléctricos y híbridos.

El proyecto de Ports de la Generalitat se alinea con el Plan estratégico para el desarrollo de recarga para el vehículo eléctrico en Catalunya (PIRVEC), impulsado por el Institut Català d’Energía (ICAEN) que tiene que convertir Catalunya en un país atractivo para el vehículo eléctrico.

El director general de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez, acompañado del alcalde de Sant Carles de la Ràpita, Josep Caparrós, y la directora de los servicios territoriales de Territori y Sostenibilitat en las Terres de l’Ebre, Lidia Pino, ha puesto en
servicio este miércoles el punto de recarga del puerto de Sant Carles de la Ràpita.

En el acto, Joan Pere Gómez ha explicado que “en un momento en que el Gobierno catalán ha declarado la emergencia climática en el país, la dotación de los 5 puntos de recarga en la costa ebrense contribuye a la expansión del número de puntos de suministro energético e impulsa la movilidad sostenible con la circulación de vehículos eléctricos por la red viaria catalana”.

Se han instalado 4 puntos de carga semirápida en los puertos de L’Ametlla de Mar, L’Ampolla, Deltebre y Les Cases d’Alcanar, y un punto de carga rápida en l puerto de Sant Carles de la Ràpita, por un valor de 90.000 euros

Los puntos de recarga se han ubicado en lugares accesibles, debidamente señalizados y con acceso garantizado permanentemente para los usuarios de cualquier clase de vehículo eléctrico estándar. Los usuarios de este nuevo servicio podrán hacerle uso mediante una aplicación específica en cualquier smartphone, con un código QR, presente en su punto de recarga. También, de forma temporal, a través de tarjetas de recarga de los ayuntamientos adheridos a la Aliança de Municipis per a la Interoperativitat en estaciones de recarga de vehículos eléctricos en Catalunya.

Tipo de recarga

El puerto de Sant Carles de la Ràpita se ha dotado de un punto de recarga rápida, que permite la carga simultánea de dos vehículos tanto con corriente continua como alterno, con una disponibilidad de potencia de hasta 50 kW, ampliable a 95 kW. El tiempo estimado de carga es de 15 a 20 minutos, dependiendo de la batería de cada vehículo.

Los puertos de L’Ametlla de Mar, L’Ampolla, Deltebre y Les Cases d’Alcanar disponen de puntos de recarga semirápida, con corriente alterna y una potencia de 22 kW, y con posibilidad de carga simultánea de dos vehículos. El tiempo estimado de carga es de 2 a 4 horas, dependiendo de la batería de cada vehículo.

Lucha contra el cambio climático

La nueva Ley de puertos y el Plan de puertos, en tramitación, ponen las líneas estratégicas para luchar contra el cambio climático. Las medidas que se adopten en materia de transportes y movilidad van dirigidas a reducir emisiones de gases con efecto invernadero. La incorporación de los puntos de recarga a los 5 puertos ebrenses facilita la intermodalidad de diferentes clases de transporte y potencia los modos con menor intensidad en el uso de combustibles fósiles.

Estos 5 puntos de recarga se suman a los 9 puntos de recarga que Ports de la Generalitat está instalando a la costa de Barcelona y de Girona. Joan Pere Gómez ha explicado que “una vez estén todos los puntos instalados, los vehículos eléctricos se podrán cargar en los puertos de Norte a Sur del litoral catalán, desde Llançà hasta Les Cases d’Alcanar.” Gómez ha añadido que “este es un paso adelante en la política que hace el Gobierno catalán en la lucha contra el cambio climático, ya que la movilidad sostenible minimiza el impacto ambiental y acústico”.

En este escenario, la Administración portuaria está cambiando su parque móvil para el personal de los puertos ebrenses. Este año se han adquirido 2 motocicletas eléctricas para los puertos de Sant Carles de la Ràpita y L’Ametlla de Mar y 1 furgoneta eléctrica para la Ràpita. Así como 4 vehículos híbridos con GLP y gasolina para los puertos de la Ràpita y L’Ampolla. El objetivo es ir renovando el parque móvil de los puertos para impulsar la movilidad sostenible.