Ports destina más de 4 millones a reparar los daños causados por el Gloria en Blanes y Sant Feliu de Guíxols

El director general de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez, acompañado del alcalde de Blanes, Àngel Canosa, ha visitado este jueves las obras de reparación de los daños estructurales ocasionados por el temporal Gloria en el puerto de Blanes. Después, ambos han puesto en servicio el punto de recarga de vehículos eléctricos en Blanes. Posteriormente, el director de Ports ha visitado las obras del puerto de Sant Feliu de Guíxols, acompañado del alcalde de Sant Feliu de Guíxols, Carles Motas.

Joan Pere Gómez ha dicho sobre las obras que «Invertimos 4,1 millones de euros a los puertos de Blanes y Sant Feliu de Guíxols para reparar los daños estructurales causados ​​por el Gloria, y reforzar los puertos de cara a futuros temporales».

2,4 millones de euros en el puerto de Blanes

Las obras de emergencia deben reforzar el dique de abrigo, especialmente en la tercera alineación de esta infraestructura, donde el temporal Gloria causó un boquete en el rompeolas y una apertura al respaldo de 30 metros de longitud. Las obras darán estabilidad a la tercera alineación del dique y seguridad a las actividades del puerto y en las personas. Ports de la Generalitat destina 2,4 millones de euros a las obras, que se harán con un plazo de ejecución de seis meses y medio.

En Blanes se debe reforzar la zona exterior del tramo afectado, se deben reconstruir los 30 metros de respaldo y debe pavimentar el muelle y la zona de trabajo, con una inversión de 2,4 millones de euros

Una vez la situación actual ha permitido hacer los estudios, la redacción del proyecto constructivo y las tramitaciones, se han podido realizar un estudio con una serie de simulaciones en la Universitat Politécnica de Catalunya (UPC). En este estudio se ha expuesto el dique de abrigo de Blanes a diferentes tipos de oleaje y viento para analizar las diferentes situaciones producidas. De los resultados obtenidos en las pruebas ha salido la mejor solución para arreglar los desperfectos ocasionados por el temporal y para preparar esta parte del puerto para futuros temporales similares al Gloria.

Punto de recarga de vehículos eléctricos en Blanes

Ports de la Generalitat ha puesto en servicio este jueves una estación de recarga semirrápida en el puerto de Blanes, el primer punto de recarga público de la ciudad, con el objetivo de contribuir a la transformación del modelo de movilidad en los puertos de la costa catalana y ayudar a disminuir los gases de efecto invernadero y la contaminación acústica, en el marco de la lucha contra el cambio climático. Blanes ha sido el primer puerto de la costa gerundense en tener este equipamiento. En total se instalan estas estaciones a los puertos de Llançà, el Port de la Selva, Roses, L’Escala, Palamós y Sant Feliu de Guíxols, por un valor de 82.000 euros.

El puerto de Blanes dispone del primer equipamiento público de recarga de vehículos eléctricos de la ciudad

El puerto de Blanes dispone del primer equipamiento público de recarga de vehículos eléctricos de la ciudad

El punto de recarga para vehículos eléctricos del puerto de Blanes puede cargar simultáneamente dos vehículos con corriente alterna y una potencia de 22 kW, con un tiempo estimado de carga de 2 a 4 horas, según la batería del vehículo.

El proyecto de Ports de la que se está llevando a cabo en 14 puertos, entre los cuales los 7 puertos en la costa gerundense. Joan Pere Gómez ha puesto en valor que «Ports invierte 82.000 euros para dotar 7 puertos gerundenses de estaciones de recarga». Gómez añadió: «Impulsamos la movilidad sostenible con la circulación de vehículos eléctricos de punta a punta de la costa catalana, de Llançà a las Casas de Alcanar».

1,7 millones de euros en el puerto de Sant Feliu de Guíxols

En Sant Feliu de Guíxols se ha reforzado la parte final del dique con 402 bloques de hormigón y 2.000 toneladas de escollera, y ahora hay que pavimentar la zona de trabajo, con un coste de 1,7 millones de euros

En Sant Feliu de Guíxols se ha reforzado la parte final del dique con 402 bloques de hormigón y 2.000 toneladas de escollera, y ahora hay que pavimentar la zona de trabajo, con un coste de 1,7 millones de euros

El puerto de Sant Feliu de Guíxols sufrió daños estructurales en el extremo del dique de abrigo del lado de la bocana, por la acción del oleaje del temporal Gloria. Las obras de reparación han consistido en la reposición de escollera y bloques de hormigón en la parte afectada del final del dique para asegurar la estabilidad del dique y garantizar la seguridad de los usuarios y de las instalaciones. También se ha rehabilitado la baliza verde un emblema de la ciudad. Las obras de emergencia han tenido un coste de 1,7 millones de euros y se prevén finalizar a finales de septiembre o inicios de octubre.