Plan de UNCTAD para reforzar el transporte y facilitar el comercio mundial

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) ha publicado un plan de acción, de 10 puntos, para eliminar los obstáculos al comercio y el transporte y garantizar así la libre circulación de bienes, alimentos y suministros esenciales durante la crisis del coronavirus, Covid-19. A medida que los países adoptan medidas radicales para controlar la pandemia del coronavirus, el comercio internacional y los sistemas de transporte están sometidos a una enorme presión.

Los análisis del mercado demuestran que el comercio internacional se está colapsando y  amenaza el acceso a bienes y suministros críticos. En respuesta, en un nuevo documento de política de la UNCTAD se esboza un plan de acción de diez puntos para ayudar a las industrias que participan en el movimiento de mercancías a mantener el libre flujo del comercio durante la crisis Covid-19 y sus secuelas.

Según la directora de tecnología y logística de la UNCTAD, Shamika Sirimanne, “la facilitación del comercio consiste en mantener los bienes en movimiento, así que debemos hacer todo lo posible para garantizar que la crisis no ralentice el movimiento de los suministros críticos. Facilitar el comercio y el transporte de mercancías se ha vuelto más importante que nunca, para evitar obstáculos logísticos que lleven a la escasez de suministros necesarios».  

El plan de acción de UNCTAD, con sus 10 medidas, es otro paso concreto en apoyo de la salvaguardia del comercio y el desarrollo en tiempos de pandemia

El Secretario General de la UNCTAD, Mukhisa Kituyi, había hecho un llamamiento público para que se mantengan en movimiento los buques, se abran los puertos y fluya el comercio transfronterizo durante este período de crisis. Las bases para la recuperación de Covid-19 necesitan ser establecidas “de forma inmediata”. Esto incluye garantizar que los servicios de transporte, los puertos y los organismos fronterizos no sólo sigan funcionando, sino que se refuercen de manera efectiva para hacer frente a los desafíos sin precedentes a los que se enfrentan. El plan de acción se basa en la labor de la UNCTAD tanto con expertos en políticas internacionales como con operadores sobre el terreno, mediante sus programas de facilitación del comercio, automatización aduanera y transporte marítimo.

10 pasos para mantener el comercio en movimiento

La UNCTAD propone 10 medidas normativas para abarcar el transporte marítimo, las operaciones aduaneras, el tránsito, la transparencia y las cuestiones jurídicas, así como la tecnología para mejorar los procesos comerciales sin papel. Las medidas en cuestión son:

1. Garantizar el transporte marítimo ininterrumpido

2. Mantener los puertos abiertos

3. Proteger el comercio internacional de mercancías esenciales y acelerar el despacho aduanero y la facilitación del comercio

4. Facilitar el transporte transfronterizo

5. Garantizar el derecho de tránsito

6. Salvaguardar la transparencia y la mejorar la información

7. Promover sistemas digitales, sin papel

8. Abordar las implicaciones jurídicas tempranas para las partes comerciales

9. Proteger por igual a los cargadores y a los proveedores de servicios de transporte

10. Dar prioridad a la asistencia técnica

En el documento se pide a los gobiernos que velen por que se apliquen medidas sanitarias en los puertos y los pasos fronterizos de manera que se reduzca al mínimo la interferencia con el tráfico y el comercio internacionales. También enfatiza la necesidad de que las personas involucradas en el movimiento de camiones, barcos y aviones, reciban el estatus de personal crítico.

El comercio en los países en desarrollo

Los países en desarrollo se enfrentan a condiciones particularmente difíciles. Necesitan un mayor apoyo de la comunidad de desarrollo, así como cooperación para mantener el comercio en movimiento. «Incluso antes de la paralización debida al Covid-19, muchos países en desarrollo ya se enfrentaban al desafío de contar con recursos limitados para hacer las inversiones necesarias en infraestructura y servicios de transporte y emprender reformas de facilitación del comercio», según  Sirimanne. Estas medidas prioritarias requieren una mayor inversión en capacidad humana, institucional y tecnológica.

Shamika Sirimanne, directora de tecnología y logística de la UNCTAD

La UNCTAD ya colabora con los países en desarrollo para apoyar sus esfuerzos de facilitación del comercio y el transporte. Un ejemplo clave de esas iniciativas es el programa SIDUNEA, que ofrece una solución tecnológica para la automatización aduanera y una ventanilla única para el comercio. La UNCTAD también capacita a funcionarios para fomentar la capacidad de gestión portuaria, colabora con los comités nacionales de facilitación del comercio y presta asistencia técnica para mejorar el tránsito de transporte en los países en desarrollo.

Los comités mejoran la coordinación interinstitucional para facilitar las corrientes comerciales, especialmente en situaciones de emergencia como la pandemia del Coronavirus. Poco después de que comenzaran a aplicarse medidas de bloqueo en todo el mundo, la UNCTAD publicó un conjunto de directrices y recomendaciones para que los organismos de aduanas y los operadores portuarios salvaguardaran el comercio y el transporte mientras luchaban contra Covid-19.