Nuevas actuaciones en la carretera navarra N-121-A

El Gobierno de Navarra ha comenzado con las actuaciones que buscan “tranquilizar el tráfico” en la carretera N-121-A, objeto de polémicas entre la Administración, los transportistas y las asociaciones vecinales. La última polémica surgió con la decisión de implantar peajes a vehículos pesados en la carretera que une la zona norte de Navarra con la frontera francesa.

Ahora el Departamento de Cohesión Territorial ha comenzado los trabajos de reposición de la señalización horizontal en el eje y en los laterales de la carretera N-121-A con objeto de mejorar la visibilidad en la vía y de dotarla de una mayor homogeneidad, unos trabajos que están presupuestados en 375.000 euros. Como principal novedad, se va a proceder al pintado de una doble línea continua que separará los dos sentidos de circulación a lo largo de los 63 kilómetros de esta carretera.

Una vez concluya esta actuación, únicamente se podrán realizar adelantamientos en los 36,87 kilómetros que cuentan con doble carril en el sentido de la marcha y que representan algo más de la mitad del kilometraje de la vía. Esta doble línea continua también va a afectar a los cinco tramos de vía de dos carriles en los que hasta ahora estaban permitidos los adelantamientos invadiendo el sentido contrario de circulación.

El director general de Obras Públicas e Infraestructuras, Pedro López Vera, visitó las obras

Refuerzo de las medidas

Estas actuaciones vienen a reforzar otras ya implementadas el pasado mes de febrero, como es la limitación a un solo sentido de los adelantamientos en los tramos de vía con tres carriles de la N-121-A. Cabe recordar que esta medida venía motivada al constatarse, en los informes de accidentalidad de la N-121-A elaborados por el Área de Tráfico y Seguridad Vial de Policía Foral, que se generaban situaciones de peligro entre vehículos que coincidían adelantando en el carril central y en sentidos contrarios.  Una  vez finalice la campaña de vialidad invernal, se tiene programado el fresado y reposición de firme en varios tramos de la carretera con el fin de mejorar el coeficiente de rozamiento y la regularidad.

Vía 2+1

El Departamento de Cohesión Territorial de Navarra, respaldado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, trabaja para convertir la N-121-A en una vía 2+1, restringiendo el adelantamiento únicamente a los tramos de tres carriles. Cabe recordar que la 2+1 es una solución testada internacionalmente que presenta las siguientes ventajas: suprime el 100% de los adelantamientos con circulación en sentido contrario sin perjudicar a la velocidad media de recorrido; reduce de forma muy significativa el riesgo de colisión frontal, ya que los adelantamientos se realizan de forma despejada; y no produce un gran efecto llamada para el tráfico pesado, entre otras. La N-121-A es una vía estratégica y por ella transitan diariamente más de 9.500 vehículos, de los que aproximadamente un 25% (más de 2.500 al día) son camiones, que utilizan dicha carretera para acceder a la frontera de Irún.