El presidente del puerto de Motril, José García, ante la nueva grúa

El operador logístico Terminal Marítima Granada (TMG) ha incorporado una nueva grúa móvil al parque de maquinaria que posee en el puerto de Motril. Se trata del modelo HMK 300 ES de la marca Gottwald con una capacidad de izado de 100 toneladas. Esta característica la convierten en la de mayor tonelaje de las tres que existen en la dársena granadina y permite, según el operador, “trabajar con nuevas mercancías y buques de mayor capacidad de carga en sus bodegas, reduciendo los tiempos de estiba y desestiba”. Este factor de competitividad confirma, en opinión de TMG, “compromiso y apuesta por el desarrollo del puerto de Motril”. Se calcula que podría operar “de forma eficiente” buques de hasta 50.000 toneladas. 

La grúa, que ha viajado desde Sevilla, ya se encuentra posicionada en el muelle de las Azucenas, después de una delicada y precisa maniobra de desembarque, donde se le están realizado una serie ajustes para su puesta a punto antes de que pueda comenzar a trabajar. Al tratarse de un transporte especial, la grúa ha llegado a Motril a bordo del Jumbo Vision, un buque adaptado para este tipo de carga, de 110 metros de eslora y de nacionalidad holandesa.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Motril, José García Fuentes, ha destacado “el esfuerzo inversor y la apuesta que Terminal Marítima Granada hace por el desarrollo económico y el fomento de la riqueza y el empleo en Motril y la provincia de Granada”. 

Esta nueva grúa, que podrá ser usada por el puerto andaluz cuando la requiera por alguna circunstancia, se convierte en la segunda que TMG tiene en la dársena motrileña.