Navarra apoya la vuelta a la normalidad económica

El Gobierno de Navarra, presidido por María Chivite, ha aprobado el cuarto Decreto-Ley Foral de medidas urgentes para responder al impacto generado por la crisis sanitaria del coronavirus, Covid-19 que, entre otros aspectos, beneficia la liquidez de las empresas y cooperativas, modifica el IVA de productos sanitarios y culturales, y facilita las ayudas extraordinarias a los autónomos agrarios. Su objetivo principal radica en proteger y dar soporte al tejido productivo y social para minimizar el impacto y lograr un rebote en la actividad, sin descuidar la financiación necesaria para la Administración. Cabe recordar que Navarra dispone de un sistema fiscal propio y diferenciado, aunque solidario con el resto del Estado, por lo que puede fijar algunas modificaciones impositivas diferenciadas.

El decreto ha sido presentado por el Vicepresidente Primero y Consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez.

Varios ámbitos

En el ámbito fiscal y tributario se adapta la normativa tributaria a las actuales circunstancias reduciendo determinadas obligaciones de pago como la cuota tributaria del Impuesto sobre los grandes establecimientos comerciales y la cuota fija de determinados tributos sobre el juego, se elimina el IVA al material sanitario cuyos destinatarios sean entidades públicas, entidades sin ánimo de lucro y centros hospitalarios. Además hay varias medidas fiscales referidas a los impuestos de Sociedades, Sucesiones, Donaciones, Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, entre otros.

Empresas de la Ciudad Agroalimentaria de Tudela serán beneficiadas por el decreto

El Decreto hace exenciones referidas a sectores tan importantes para Navarra como la agricultura, el forestal y la ganadería, por un lado, y por otro, contempla la situación de los representantes de comercio y de los autónomos de varios sectores, como el cultural. En lo relativo a las cooperativas, se flexibiliza temporalmente el uso y destino del Fondo de Educación y Promoción de las cooperativas inscritas en el Registro de Cooperativas de Navarra, que puede ser destinado como recurso financiero para dotar de liquidez a la cooperativa en caso de necesitarlo para su funcionamiento, o para cualquier actividad que redunde en ayudar a frenar la crisis sanitaria del Covid-19 o a paliar sus efectos, bien mediante acciones propias o bien mediante donaciones a otras entidades, públicas o privadas.