Miranda tendrá un año más de ayudas

La actividad industrial y logística en la localidad burgalesa de Miranda de Ebro ha experimentado un crecimiento muy superior al de su entorno gracias, en parte, al programa de estímulos que ha llevado a cabo la Junta de Castilla y León y que tienen en el Polígono de Ircio –de titularidad pública- uno de sus mayores exponentes.

En los últimos tres años, más de un centenar de empresas se han instalado en un área industrial de 4 millones de metros cuadrados que  apenas tenía ocupada un 2% de su superficie. Entre las recientes instalaciones, cabe destacar algunos ligados a la logística tales como la implantación de la paquetera SEUR, la ampliación de la multinacional Aciturrri o la Terminal de Contenedores Miranda  que ya ofrece tres trenes semanales hacia y desde el puerto de Barcelona, por el operador logístico de Hutchinson Ports, Synergy. Se trata de una terminal en la que se han invertido alrededor de cuatro millones de euros, y que cuenta con dos vías de 700 metros, 95.000 metros cuadrados de depot de contenedores y 4.500 metros cuadrados de almacenes cubiertos.

Extensión de las ayudas

La Junta de Castilla y León puso en marcha el Programa Territorial de Fomento para Miranda de Ebro 2017-2019 y ahora ha decidido prolongarlo un año más con la finalidad de prolongar su vigencia, hasta el 31 de diciembre de 2020, por la “conveniencia de extender las medidas de estímulo a la inversión empresarial en el municipio burgalés y su área de influencia ante el contexto macroeconómico actual, marcado por una paulatina desaceleración del crecimiento y la existencia de incertidumbres”.

El objetivo último de la prórroga es mantener un clima favorable al asentamiento de nuevos proyectos con capacidad para generar riqueza y empleo en el territorio páralo que  el Ejecutivo autonómico mantendrá algunos de los estímulos a la inversión que ya venía aplicando en el marco del programa y los reforzará con otros nuevos.

Miranda de Ebro dispone de grandes superficies para la logística y la industria

En el primer bloque figuran las medidas sobre suelo, financiación y de carácter administrativo por las que se continuará aplicando durante 2020 una rebaja del 50 % sobre las tarifas de comercialización de parcelas industriales en el polígono de Ircio, En segundo término, los proyectos de empresas y emprendedores que se desarrollen en la zona de influencia del plan podrán tener la condición de prioritarios en el acceso a los diferentes instrumentos de apoyo de la Lanzadera Financiera de Castilla y León. En tercer lugar, la Junta podrá declarar de especial trascendencia y urgente actuación las iniciativas inversoras para Miranda de Ebro y su entorno que permite agilizar las cargas burocráticas y reducir los plazos de tramitación.

En el apartado de nuevas medidas cabe destacar, por un lado, las dirigidas a mejorar la cualificación del capital humano a través de la formación profesional para el empleo y, por otro, los apoyos a empresarios y emprendedores para el desarrollo de su plan de negocio mediante la prestación de asistencia técnica y asesoramiento tecnológico. Finalmente, se impulsará la Responsabilidad Social Empresarial para elevar su grado de implantación en las empresas, promoviendo la existencia de un tejido productivo más competitivo y comprometido con el empleo de calidad, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de sus plantillas y la igualdad de oportunidades.

Resultados positivos

La oportunidad de esta prórroga responde a los positivos resultados conseguidos ya que, con la reducción a la mitad del precio del suelo industrial en Ircio, se ha animado la llegada de nueva actividad productiva al polígono. Así, desde la aprobación del plan en diciembre de 2017 hasta la actualidad, la oferta atractiva del recinto industrial ha favorecido la venta de 6,2 hectáreas –repartidas en 17 parcelas–, en las que se han asentado siete empresas. Han invertido en sus proyectos casi 16,9 millones de euros y han generado 166 puestos de trabajo. Adicionalmente, están en tramitación otras doce operaciones, en torno a las que se ha formalizado una pre-reserva de casi 26 hectáreas de suelo industrial.