Los indicadores del puerto de Barcelona muestran recuperación con la ayuda de las exportaciones

La presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha querido transmitir esta mañana optimismo contenido, gracias al buen comportamiento que han mostrado las exportaciones que han aguantado la pandemia del Covid con un retroceso menor del 3% y a los indicadores de recuperación de tráficos. Una decidida mirada al futuro y al Plan Estratégico 2021-2025, a pesar de que la infraestructura catalana ha registrado en el primer semestre un descenso del 18,8% en tráfico total de mercancías respecto al mismo periodo del 2019.

Mercè Conesa: “Los indicadores de las mercancías nos muestran que lo peor ha pasado y la tendencia es de una incipiente recuperación”

El mantenimiento de las exportaciones ayudará a salir de la actual situación, y además “los indicadores de las mercancías nos muestran que lo peor ha pasado y la tendencia es de una incipiente recuperación”, ha remarcado Conesa.

El tráfico de mercancías del puerto de Barcelona ha caído el 18,8% y el de contendores el 20,5%

Para la presidenta del puerto de Barcelona, “es una muy buena noticia que las exportaciones se hayan visto solo perjudicadas un 3 por ciento”. Aunque advirtió que estas positivas expectativas se cumplirán siempre que “la gestión de la pandemia del Covid y futuros rebrotes sean lo mínimo invasivos posibles para los ciclos económicos”. Para la recuperación de los tráficos, “será determinante que no se suspenda la actividad industrial, ya que hemos podido comprobar los negativos efectos donde se ha paralizado la producción”.

Los resultados del primer semestre del puerto de Barcelona, ha recordado Mercè Conesa, se han de contemplar en un escenario de “volatilidad por una epidemia que ha supuesto un torpedo para las economías desarrolladas”.

El director general de la Autoridad Portuaria de Barcelona, José Alberto Carbonell, ha sido el responsable de presentar las cifras de tráfico del primer semestre, donde además del descenso del 18,8% en tráfico de mercancías destaca la caída del 20,5% en contenedores y del 47,6% en automóviles.

El puerto de Barcelona prevé un cierre del 2020 con un descenso de tráfico de dos dígitos, aunque menor que el -19% del primer semestre

Sobre los resultados del ejercicio 2020, José Alberto Carbonell ha declarado que a pesar de la dificultad que supone una caída de tráfico como la del primer semestre, “las previsiones son que esta tendencia negativa se irá reduciendo y será muy por debajo del 19%, aunque el cierre del año será  de dos dígitos negativos”.

Respecto al balance económico, Mercè Conesa, pronostica que el 2020 no concluirá en “negativo” y que las cifras del ejercicio “serán positivas, pero con una caída muy importante en cifras respecto al año pasado”.

Respecto al balance económico, Mercè Conesa, prevé que el 2020 no concluirá en “negativo” y que las cifras del ejercicio “serán positivas, pero con una caída muy importante en cifras respecto al año pasado”

Carbonell adelantó los resultados económicos del acumulado enero-junio, “con unos beneficios de 12 millones de euros que suponen una reducción del 39% respecto al 2019, cuando se obtuvieron 20 millones”. Por su parte, los ingresos de la Autoridad Portuaria de Barcelona han sufrido una caída del 15% en el primer semestre.

El puerto de Barcelona lidera grupos de trabajo para preparar la vuelta de los cruceros

José Alberto Carbonell anunció que el puerto de Barcelona está colaborando con los operadores y liderando grupos de trabajado, donde participan Puertos del Estado y autoridades sanitarias, para establecer los protocolos sanitarios que permitan la vuelta de los cruceros que tienen cerrados los puertos españoles.

Aunque aún es pronto, el puerto de Barcelona se muestra esperanzado con el inicio de cruceros cortos desde el puerto de Hamburgo, y con iniciativas de países mediterráneos como Italia y Grecia que ya disponen de protocolos sanitarios para remprender el tráfico de cruceros entre la segunda mitad de agosto y primeros de septiembre.

La cancelación de los cruceros por la pandemia ha supuesto para el puerto de Barcelona un impacto económico de once millones de euros en su cuenta de resultados.

El puerto de Barcelona muestra empatía con la sostenibilidad del Marco Estratégico, pero no así con la rigidez de las tasas

El puerto de Barcelona muestra total empatía con el objetivo de sostenibilidad del Marco Estratégico del sistema portuario, pero no así en lo que se refiere a la autonomía de gestión de los puertos.

La presidenta del puerto de Barcelona ha explicado hoy que en la reunión mantenida esta semana en Santander, “se ha puesto de manifiesto la necesidad de que los puertos dispongan de mayor autonomía”.  Concretamente se puso sobre la mesa la fórmula de “la concertación como ya hacemos con los planes de empresa en los que tratamos de igual a igual con Puertos del Estado”. Este procedimiento, “debería desarrollarse para la autonomía de la gestión de los puestos y así se reivindicó, recibiendo cierta sensibilidad con la cuestión”.

Como principal reivindicación de autonomía de gestión, según Conesa, en el encuentro de Santander, algunos puertos como el de Barcelona “no validaron el tratamiento igualitario del sistema de tasas que es considerado demasiado rígido”.