Los estibadores jubilados de Barcelona distribuyen comidas para los más necesitados

Si los estibadores del puerto de Barcelona recogieron 211.00 euros para la mesa de emergencias sanitarias de la Generalitat como ayuda para hacer frente al Covid-19, ahora los jubilados de este colectivo también colaboran en iniciativas solidarias que intentan aliviar situaciones para los más desfavorecidos. De esta forma, un grupo de estibadores retirados preparan cada semana 100 comidas para la gente más necesitada del barrio de la Barceloneta. Los alimentos se distribuyen a través de la parroquia y la iglesia evangélica. Hoy tocaban macarrones con tomate.