Los empresarios rechazan el incremento del IBI a las empresas del puerto de Castellón

La Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) en Castellón ha rechazado el aumento del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) al puerto de Castellón, contemplado en la modificación de las ordenanzas fiscales por parte del Ayuntamiento de Castellón.

En opinión del presidente de la CEV Castellón, Sebastián Pla, “supondría aumentar la presión fiscal de las empresas, de las que depende la creación de empleo, en el peor momento. Subir los impuestos que soportan las empresas no puede ser siempre la solución, en lugar de adoptar medidas como la contención del gasto o la optimización de recursos”, ha añadido.

La CEV ha destacado que los efectos adversos de la crisis provocada por el Covid-19 se verán potenciados por el aumento de la carga fiscal, lo que se traducirá en menores niveles de competitividad, mayor ralentización de la actividad y pérdida de atractivo para inversores.

Al mismo tiempo, la CEV ha destacado que nos encontramos en un momento en el que el objetivo debería ser contrarrestar los efectos de la crisis, así como el fomento de la actividad económica y la generación de empleo, por lo que los estamentos públicos deberían contribuir en la creación de la competitividad de las empresas.