Las empresas que se dedican al 5G en Catalunya crecen el 73%

El número de empresas que se dedican al sector del 5G en Catalunya ha aumentado un 73% en poco más de un año. Es una de las conclusiones del estudio La 5G en Catalunya, elaborado por ACCIÓ -la agencia para la competitividad de la empresa del Departament d’Empresa i Coneixement– y el Departament de Polítiques Digitals i Administració Pública de la Generalitat.

Según se desprende de este informe, la tecnología 5G todavía es emergente en Catalunya, donde hay 38 empresas que trabajan en este ámbito. De hecho, en el marco del estudio, se cuantifica la facturación y la ocupación que generan las empresas de este sector en Catalunya: de manera agregada facturan 88 millones de euros y son responsables de 150 puestos de trabajo.

En cuanto a su perfil, el sector agrupa tanto grandes empresas consolidadas como emergentes, puesto que el 55% son pymes, el 27% tiene menos de 10 años de vida y un 16% del total son startups. Por otro lado, el estudio apunta que el 29% de las empresas que se dedican a la 5G en Catalunya son exportadoras, mientras que el 13% ya cuenta con filiales al exterior.

En relación con el ámbito de dedicación de estas empresas, el informe concluye que el 63% son desarrolladoras de soluciones; el 16% son fabricantes de equipos; el 13% proveedoras de red o infraestructuras, y el 8% integradoras de esta tecnología. En cuanto a las aplicaciones, la 5G en Catalunya se utiliza en los campos de la industria, las infraestructuras, el transporte, la movilidad, la comunicación, la salud y el turismo, principalmente.

El ecosistema del 5G en Catalunya incluye, además de empresas, universidades y centros de investigación y desarrollo como la UPC, la Fundació  i2CAT o el CTTC, así como instituciones y asociaciones que trabajan proyectos en este ámbito, como Mobile World Capital, GSMA y 5G Barcelona. En este sentido, el estudio subraya que a pesar de ser aún un sector emergente, Catalunya es una de las zonas pioneras donde se están impulsando proyectos de investigación y pruebas piloto basados en esta tecnología, entre los cuales destaca el Corredor 5G del Mediterráneo adjudicado recientemente por la Comisión Europea.

Un sector en crecimiento

Según el informe, el 5G tendrá mucha importancia en la industria porque permitirá obtener conexiones muy estables y seguras, necesarias para operar aparatos e infraestructuras críticas. Garantizará baja latencia, de menos de una milésima de segundo, de forma que se podrán controlar en tiempo real aparatos situados a muchos kilómetros de distancia como vehículos o equipaciones médicas, y al mismo tiempo facilitará el desarrollo otras tecnologías como el Internet de las cosas.

Las previsiones de crecimiento del 5G son muy relevantes, según el informe. Si entre el 2014 y el 2019 el tráfico de datos en el mundo creció un 42%, la previsión es que entre el 2016 y el 2020 se habrán duplicado el número de conexiones. Así, el 2020 se calcula que los ingresos mundiales de infraestructura de red inalámbricas lograrán los 4.200 millones de dólares, un crecimiento del 89% de los ingresos del 2019. Se prevé que los sectores donde el 5G tendrá más impacto económico serán la energía, las manufacturas, la seguridad, la salud y el transporte.