La industria marítima cambia de rumbo

La industria marítima está cambiando de rumbo, con la reestructuración de servicios y redes logísticas para adecuarse a las necedidades del mercado por la crisis del coronavirus. Si bien, en un principio, las navieras respondieron a los efectos del Covid-19 con el teletrabajo de gran parte de su equipo de colaborades para continuar sus actividades, ahora están suspendiendo temporalmente líneas y están adecuando las rotaciones al progesivo incremento de las importacions asiáticas al necesitado continente europeo.

The Alliance suspende temporalmente servicios con escala en puertos españoles

The Alliance, el grupo de navieras integrado por Hapag-Lloyd, Ocean Network Express, HMM y Yang Ming, ha comunicado la suspensión temporal de algunos de sus servicios como consecuencia de los efectos de la crisis del coronavirus.

En un contexto internacional en el que la demanda ha disminuido considerablemente, The Alliance ha manifestado que actualmente se encuentran trabajando con el fin de realizar cambios estructurales de sus servicios.

Se trata de unos ajustes que responden a la actual situación del mercado, si bien, The Alliance también ha expresado que siguen ofreciendo unos servicios capaces de garantizar, dentro de una situación excepcional como la actual, el mantenimiento de la cadena de suministro.

En cuanto a las modificaciones que afectan a los puertos españoles, destacan los siguientes:

En cuanto al MD1, que proporciona la conectividad entre puertos situados en Asia y algunos europeos como los de Génova, Barcelona y Valencia, se suprimirán las escalas las semanas 15 y la 17 del mes de abril (concretamente del 6 al 12 y del 20 al 26 de abril).

El F4, que conecta Asia con el Norte de Europa y en el que realiza escala en Algeciras, también se anularán en las semanas 16 y 18 del mes de abril (concretamente entre el 13 y 19 de abril y entre el 27 de abril y el 3 de mayo).

Por el contrario, el comunicado no menciona la restricción de otras rutas por lo que se mantiene activo el servicio AL6, que une la costa Este de los Estados Unidos con algunos puertos de Italia, Francia y España entre los que se encuentran los de Algeciras, Valencia y Barcelona.

En la misma situación se encuentra el AL7 que conecta también puertos de la costa Este de los Estados Unidos y Canadá con diversos puertos mediterráneos como Tarragona, Barcelona y Valencia. 

The Alliance había ampliado durante este 2020 la programación de sus servicios marítimos que incluía hasta 33 líneas, como consecuencia de las incorporación de Hyundai Merchant Marine (HMM). 

The Alliance ha realizado cambios estructurales de su red de servicios como consecuencia de la crisis del Covid-19

MSC almacena en puntos estratégicos para evitar la congestión de las importaciones asiáticas

La compañía MSC ofrece una nueva alternativa dentro de la actual situación excepcional mediante la implementación de un nuevo programa denominado Suspension of Transit (SOT), que permitirá satisfacer las necesidades del mercado ante la reanudación inmediata de la demanda de países asiáticos.

El nuevo plan incluye el almacenamiento de contenedores de materias primas y productos finalizados en Asia hasta en seis centros de transbordo, ubicados en diferentes puntos estratégicos de aquellas materias primas.

Con este programa, MSC trata de garantizar la cadena de suministro y facilitar la llegada de estos productos a sus respectivos destinos, proporcionando a sus clientes un flujo de carga adecuado.

Los puntos de almacenamiento se encuentran dispersados y se ubican concretamente en Bremerhaven (Alemania), Busan (Corea del Sur), Puerto Rey Abdullah (Arabia Saudí), Lome (Togo), Terminal Internacional Rodman PSA (Panamá) y Tekirdag Asyaport (Turquía).

En el actual contexto económico provocado por la crisis del Covid-19, MSC muestra su optimismo señalando que China ya ha dado algunos signos de recuperación y algunas de sus fábricas de producción ya han reanudado su actividad.

Mediante el programa SOT, la compañía suiza pretende evitar los costes de almacenamiento a sus clientes en los puertos de destino, ofreciendo un servicio especial de transporte de contenedores que reduce los tiempos de entrega.

El programa no solo evita la reducción de estos costes, sino que además permite liberar espacio en las fábricas asiáticas y el almacenamiento de mercancías en origen, acercando estas a los mercados de destino y disminuyendo la posible congestión en los puertos de descarga.

Sin embargo, pese a que se constatan señales positivas de recuperación, la realidad es que algunos puertos de destino no se encuentran en condiciones de recibir la descarga de contenedores, según indica MSC.

El programa está dirigido a la totalidad de los cargadores de contenedores de Asia y a cualquier modalidad de carga, exceptuando la refrigerada y las mercancías peligrosas, entre otras.

La nueva estrategia de MSC permitirá un ahorro de costes y la reducción de los tiempos de entrega