La industria española del frío, preparada para recibir las vacunas del Covid

Las esperanzadoras noticias iniciales del hallazgo de la vacuna para prevenir el Covid-19 tropezó con las exigencias de su traslado y conservación a -70 grados centígrados. Todo el mundo nos hemos preguntado si existía transporte y almacenes que pudiesen llegar a tan inusual baja temperatura y también si era rentable para cualquier empresa invertir en instalaciones de ese tipo, cuando el uso se circunscribía a una determinada vacuna.

Parece que el fabricante de una de las vacunas despejó la incógnita de que tenían los packs necesarios para su producto. Pero la alternativa que preconiza la farmacéutica Moderna que se hace a temperaturas no tan bajas ( -20ºC) ha llevado a que la industria española del frío pueda responder a esta demanda con las instalaciones que se vienen utilizando habitualmente para la conservación de medicamentos y vacunas.

Las temperaturas más bajas que habitualmente utiliza la industria oscilan entre -18ºc y -27º c. Para temperaturas inferiores se puede adaptar la instalación frigorífica.

La industria española del frío sí está preparada

Marcos Badenes, secretario general de ALDEFE, Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución de España, afirma que “cualquier empresa frigorífica que almacena alimentos puede almacenar vacunas del Covid, con los correspondientes permisos de la autoridad sanitaria y adaptando escrupulosamente su actividad al manejo de estos productos”.

“Tenemos casi siete millones de metros cúbicos en frigoríficos de servicio público y profesionales altamente especializados y habilitados para la manipulación logística a temperatura controlada de cualquier producto que precise conservación a baja temperatura”, explica Badenes.

La distribución de la vacuna

El sector de transporte frigorífico, representado por la asociación ATFRIE (Asociación Española de Empresarios de Transportes Bajo Temperatura Dirigida) señala que la flota de camiones frigorífico de España es una de la más grandes de Europa y ronda las 100.000 unidades, por lo que pueden distribuirlas por todos los rincones de España, dado que la red de frigoríficos de servicio público abarca la totalidad del territorio.

Por su parte Fernando Delgado, responsable de la cadena de distribución de fármacos y calidad de Qualipharma, destaca que “la flota de camiones sí está preparada para el transporte de vacunas. Cualquier transportista debe estar certificado por Qualipharma, entidad que asegura la correcta distribución de medicamentos (GDP)”. Asimismo, añade que “la distribución de medicamentos y vacunas debe cumplir una seria de normas que comprende desde la validación de rutas de transporte hasta las farmacias y hospitales destinatarias de los productos”.

Cumplir los protocolos de la autoridad sanitaria

Los transportistas deberán cumplir los protocolos para poder distribuir la vacuna: aseguramiento de la cadena del frío, es decir los camiones deben estar sometidos a un estricto control de la temperatura (mapeado del vehículo), con independencia de que las vacunas o medicamentos vayan alojadas en packs a temperaturas inferiores. Identificación y evaluación de los riesgos asociados al transporte (accidentes, robos).

Junto a otras exigencias, como auditoría de operadores logísticos; calificación de clientes (farmacias, mayoristas y hospitales) y formación en buenas prácticas de distribución, entre otras.