La huelga de la estiba en Bilbao podría solucionarse este jueves

La incertidumbre en torno a una posible solución del conflicto de la estiba en el puerto de Bilbao se mantendrá, al menos, hasta el jueves 3 de diciembre. Es la fecha límite que ha propuesto la Dirección General de Trabajo a las empresas que componen Bilboestiba (BergéCSPSLP y Toro y Betolaza) y a los sindicatos (Coordinadora, ELA, LAB y UGT) para que acepten o rechacen la denominada “hoja de ruta para una solución negociada”.

Los sindicatos se avienen suspender la huelga mientras dure la negociación

Para la parte social, la propuesta negociadora de la directora general de Trabajo, Verónica Martínez, confirma que les asiste la razón a solicitar conversaciones entre las partes. Por su parte, la patronal ha mostrado en varias ocasiones su cansancio tras 25 reuniones sin avances y solicitan un arbitraje obligatorio que atienda a la legalidad vigente. Esta es una postura a la que es reacio el Gobierno Central, según han manifestado los ministros José Luis Ábalos (Transportes) y Yolanda Díaz (Trabajo) a pesar de que así ha sido solicitado por la Autoridad Portuaria y el Gobierno Vasco. Cabe recordar que la legislación sobre el laudo es de 1977, es decir, anterior a la Constitución (1978) y al Estatuto de los Trabajadores, cuya primera versión data de 1980.

Hoja de ruta en 4 hitos

El documento que ahora estudian las partes en conflicto marca cuatro hitos que pueden alargar la resolución del conflicto hasta enero próximo. Así, y si las partes aceptan someterse al itinerario marcado por el Ministerio, antes del 22 de diciembre, se recomienda la celebración de un mínimo de dos reuniones entre la parte social y la parte empresarial, negociación bipartita. El propio 22 se realizaría una reunión conjunta tripartita en el Ministerio de Trabajo y Economía Social, donde se evaluará el resultado de las negociaciones. En caso de ser necesario, entre el 23 de diciembre del 2020 y el 12 de enero del 2021 se daría un segundo periodo de negociación bipartita,

Recomendando de nuevo la celebración de un mínimo de dos reuniones entre la parte social y la parte empresarial. El 13 de enero se daría un último paso con una reunión tripartita definitiva en sede ministerial.

El proceso se basa en que la parte empresarial acepte la propuesta como muestra de su “talante negociador y de una apuesta decidida por las opciones que acercan al puerto de Bilbao a una paz social duradera y a una mejora de las relaciones laborales en la estiba”. Al otro lado de la mesa, a aceptación de la hoja de ruta por la parte sindical conllevará no ejercer el derecho de huelga como muestra de “buena fe y apuesta por el diálogo” de las organizaciones sindicales.

Posición sindical

Los sindicatos se han reunido en asamblea –aprovechando el cambio de turno del mediodía- para decidir su postura, apoyando el nuevo proceso negociador propuesto por la directora general de Trabajo. El comité de empresa comunica la “intención de seguir apostando por la negociación” y se comprometen a “no ejercer su derecho” a la huelga durante “el tiempo que dure este proceso” negociador, en un nuevo gesto de “apostar por la negociación como la salida más justa”, e incluso “a suspenderla” si la buena fe se instala en este proceso.

En su comunicado recuerdan que “hemos ofrecido y solicitado varias vías de solución pactada”, tanto en la propia mesa de negociación como en un proceso de mediación, proceso solicitado “hasta tres veces” por esta parte, en la Comisión Paritaria Sectorial, ante el Gobierno Vasco y el Gobierno Central. Acusan a la parte contraria de “no querer cruzar una palabra” y también a la Autoridad Portuaria por dar su “visto bueno y apoyo” a la postura empresarial.

En cambio, valoran positivamente la “implicación total” de la directora general de Trabajo, Verónica Martínez, a la que agradecen que hiciera posible una “nueva oportunidad” a la negociación.

La representación sindical del sector de la estiba en Bilbao reitera una vez más “nuestra voluntad de diálogo en cualquier circunstancia, y aceptamos esta propuesta y cualquiera que esté dirigida a intentar solucionar el conflicto de una forma negociada”, señalan en su comunicado.

Nada mencionan de lo que podría suceder en el caso de que la parte patronal no acepte volverá la mesa de negociaciones, aunque todo apunta que podrían decantarse por una nueva convocatoria de paros.

55 días de huelga

Por unos y por otros, el puerto sigue ofreciendo un servicio mermado desde el 9 de octubre. 55 días que recuerdan a la película de 1963 “55 Days at Peking” en la que se relata cómo el levantamiento de los Boxer (Yihétuán Qiyi) obligó a los defensores de la Alianza de las Ocho Naciones a refugiarse en el barrio de las embajadas durante ese periodo de tiempo. Como es conocido, la Alianza terminó por vencer a los sublevados con grandes pérdidas para ambos bandos. En el caso de la estiba, falta asignar el papel que desempeñan unos y otros, pero las grandes pérdidas ya se van conociendo: el puerto de Bilbao ha visto desaparecer el 70% de sus tráficos frente al mismo periodo del pasado año.