La hoja de ruta sobre la estrategia de movilidad tendrá más de 150 medidas

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha anunciado hoy, en el Seminario “La Inversión en obra pública para la recuperación económica”, organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y la Fundación Caminos, que su Ministerio tendrá un papel protagonista en la inversión pública y en los estímulos fiscales a través de los fondos europeos del Plan de Recuperación, acordados por el Consejo.

Ábalos ha inaugurado por videoconferencia este foro dedicado a “Las infraestructuras en la era post Covid-19”, donde ha destacado el triple enfoque al que debe dirigirse la inversión pública: Acelerar, fortalecer e impulsar la modernización de la economía y la movilidad españolas, teniendo en cuenta el corto plazo pero también para disponer de una agenda a largo plazo para afrontar los desafíos.

La inversión en infraestructura pública crece un 5,2%

El ministro ha asegurado que, a pesar de la pandemia, en lo que se refiere a inversión en infraestructuras, no ha habido congelación de la actividad y que, de hecho, “hasta julio del 2020 se ha ejecutado obra pública por valor de 150 millones de euros más que en el mismo periodo de 2019: un 5,2% más pese al estado de alarma, el confinamiento y el pico de la pandemia”.

Para Ábalos, el Plan de Recuperación Europeo que ha asignado a España 140.000 millones de euros, supone una oportunidad para transformar y modernizar la inversión en infraestructuras y en movilidad, prioritariamente con un enfoque verde y digital

Aun cuando la prioridad del Ministerio en estos últimos meses ha sido combatir la pandemia y adecuar el sistema de transporte a la emergencia sanitaria, “para nosotros como principal organismo inversor de España era importante mantener los contratos y los contratistas para que no colapsara la inversión”, ha subrayado el responsable del Departamento.

Dentro de la gravedad de la situación, el ministro ha mostrado su satisfacción por la nueva actitud de consenso de los socios europeos que impedirá la reducción de un 70% en la inversión, como se produjo en la anterior crisis. “Podemos decir que esta vez Europa no nos “impone” recortes y reformas, sino que nos impulsa a realizar las reformas en las que ya estábamos trabajando”, ha expresado el ministro.

Plan de Recuperación Europeo. Un futuro con enfoque verde y digital

Para Ábalos, el Plan de Recuperación Europeo que ha asignado a España 140.000 millones de euros, supone una oportunidad para transformar y modernizar la inversión en infraestructuras y en movilidad, prioritariamente con un enfoque verde y digital que son, además, las inversiones con mayor efecto multiplicador en la economía.

Invertir en actividades como: ampliar la red de recarga de vehículos eléctricos, el despliegue de luces LED en ciudades, impulsar el transporte ferroviario -especialmente el metropolitano-, modernizar la gestión y el mantenimiento de la infraestructura, promover la movilidad saludable con carriles bici y zonas de bajas emisiones, reformar las viviendas para potenciar su salubridad y eficiencia energética, o instalar sistemas inteligentes en los edificios e infraestructuras, “no solo nos fortalecen en el largo plazo, sino que nos permiten generar más actividad en el corto plazo”, ha afirmado el ministro.

Estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada

La situación generada por la Covid-19, según el responsable del Departamento, ha venido a reforzar la importancia y la urgencia de las líneas sobre las que ya estaba trabajando el Ministerio a través de la estrategia de movilidad segura, sostenible y conectada.

Para afrontar esta estrategia, el ministro ha anunciado que este mismo mes se presentará el “Documento para el debate”, que cuenta ya con más de 40 líneas de actuación y 150 medidas concretas, y que buscará el mayor consenso y unidad posibles entre administraciones, sector privado, asociaciones empresariales, universidad, centros de investigación, expertos, sociedad civil y ciudadanos.

Este documento incluye elementos principales tales como avanzar en la movilidad como un derecho, afrontar la emergencia climática, abordar en las exigencias de transparencia y seguridad, atender los nuevos usos sociales y pautas de movilidad de la población, aumentar la competitividad de la economía y su productividad a través de cadenas logísticas intermodales inteligentes y liderar algunos ámbitos del transporte, las nuevas tecnologías, la digitalización y la conectividad.