La Comisión Europea establece un máximo de 15 minutos de tránsito para los “carriles verdes” transfronterizos

La crisis del coronavirus ha alterado notablemente el estado natural de la totalidad de los sectores de la economía y la sociedad. La Unión Europea, al igual que los gobiernos de sus Estados miembros, ha ido adecuando su normativa a una situación excepcional en la que el transporte ha tenido que ir adaptando sus servicios.

En este sentido, la Unión Europea adoptó el 16 de marzo, mediante en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), las directrices sobre medidas de gestión de fronteras para proteger la salud y garantizar la disponibilidad de los bienes y de los servicios esenciales.

Estas directrices tenían como objetivo garantizar que todas las fronteras interiores de la Unión Europea permanecieran abiertas al transporte de mercancías, garantizando la cadena de suministro de los productos esenciales.

Desde la fecha de publicación de estas directrices, en algunas fronteras europeas se han ido sucediendo diferentes problemas de saturación que han ralentizado notablemente el tráfico de mercancías. En algunas de estas fronteras se han producido colas de hasta 30 kilómetros que se han prolongado hasta 24 horas.

Cristina Martínez Ribas
Licenciada en Derecho y Máster en Derecho Marítimo del despacho de abogados Denom Legal, ha desgranado para El Canal Marítimo y Logístico las principales recomendaciones que se incluyen el DOUE del 24 marzo.

Ante este escenario, Bruselas ha publicado en el DOUE del martes 24 de marzo un comunicado sobre la puesta en marcha de los «carriles verdes» en el marco de las directrices sobre medidas de gestión anteriormente mencionadas.

El comunicado tiene como objetivo de ayudar a los Estados miembros a aplicar las directrices en lo que se refieren a los “carriles verdes”, estableciendo la garantía de la circulación en la red transeuropea de transporte (RTE-T).

Medidas de la Comisión Europea para para agilizar el transporte

La Unión Europea invita a los Estados miembros, para el supuesto en el que existan o se hayan introducido controles en las fronteras internas, a que se designen como pasos fronterizos catalogados como “carril verde” los pasos fronterizos internos de la RTE-T, así como otros pasos fronterizos importantes, siempre y cuando sea necesario.

Una de las medidas más relevantes que establece este comunicado es la que fija un tiempo máximo para el tránsito de camiones por estos “carriles verdes” de 15 minutos. Un periodo máximo en el que se incluyen los controles y la inspección sanitaria.

Al mismo tiempo, también se indica que los “carriles verdes” deberán permanecer abiertos a todos los vehículos de transporte de mercancías, incluidos los pesados y ligeros y en su caso, los trenes y buques.

La Comisión Europea también ha indicado que en estos “carriles verdes” se simplifiquen los trámites y documentación que se deben aportar con el fin de agilizar el tránsito. En este sentido, será necesario el documento de identidad y el permiso de conducir y en algunos casos una carta de empleador, considerándose como suficientes la entrega o presentación de documentos electrónicos.

Por otra parte, el comunicado también establece la opción de utilizar estos “carriles verdes” para cualquier tipo de mercancía, si bien se establece la necesidad de dar prioridad a servicios de transportes de emergencia. La Comisión Europea deja abierta la posibilidad de que se estudie la priorización de determinado tipo de mercancías.

El comunicado también obliga a los Estados miembros a suspender con carácter temporal y en la totalidad de sus territorios todas aquellas restricciones que continúan vigentes y que dificultan el tráfico. Es el caso de las vedas nocturnas, de fin de semana o prohibiciones sectoriales que afecten al transporte de mercancía.

Otra de las indicaciones interesantes que establece la Comisión Europea es la que insta a los Estados miembros a la creación de corredores de tránsito seguro para que tanto los conductores privados como los trabajadores sanitarios y de transporte puedan cruzar los países directamente, dentro de la RET-T y con prioridad en cualquier dirección (respetando la ruta designada y realizando las pausas mínimas necesarias).

La Comisión Europea también ha indicado que se deberán suprimir aquellas normas que hayan fijado restricciones al desplazamiento y la cuarentena con carácter obligatorio de aquellos trabajadores que no presenten sintomatología. Pese a ello, los países miembros van a poder seguir estableciendo medidas proporcionadas con el fin de minimizar los contagios.

El comunicado también incluye un anexo 2 en el que se indican una serie de recomendaciones para los conductores, instituciones y empresas relacionadas con el sector del transporte. Entre estas medidas se encuentran algunas dirigidas a evitar nuevos contagios o algunas pautas a seguir en los periodos de descanso y pausas.

Por último, en el anexo 3 se incorpora una plantilla para los trabajadores del transporte internacional.

Puedes consultar el contenido íntegro del comunicado de la Comisión Europea. 
https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/?qid=1585140194033&uri=CELEX:52020XC0324(01)

Con estas medidas, Europa trata de generar una fluidez necesaria en el transporte de mercancías que derive en una reducción de los tiempos de espera que se han venido produciendo durante la última semana y que ha afectado incluso a los suministros médicos.