La Cámara de Barcelona prevé un impacto en el PIB de Catalunya del –1,7%, con un confinamiento de 15 días

No hay duda que el impacto económico a corto plazo de la pandemia del coronavirus será importante. Según la Cámara de Comercio de Barcelona, el impacto a largo plazo dependerá de la intensidad y duración de la fase más crítica (parada de la economía) y de las medidas que tomen los diferentes gobiernos y las instituciones económicas europeas.

El impacto económico directo a corto plazo se puede estimar en base a un descenso de la actividad que se traslada en PIB por el lado de la oferta, la demanda y las rentas (salarios, beneficios empresariales y rentas de la propiedad.

La Cámara de Comercio de Barcelona ha presentado un ejercicio de proyección que permite obtener una primera estimación de impacto económico directo en Catalunya como consecuencia de las medidas de confinamiento, bajo diferentes supuestos de intensidad y duración. Esto no quiere decir que el impacto en el PIB a lo largo del año sea de este orden de magnitud, puesto que en trimestres posteriores se podrían recuperar el ritmo de actividad, señala la entidad Es solo una estimación de la pérdida de producción y de rentas atribuible directamente en el periodo en el que la actividad se paraliza en mayor o menor medida.

Para hacer este ejercicio de simulación se asigna a cada sector económico un porcentaje de caída de la actividad a partir de la información que se va conociendo en los medios de comunicación. “Obviamente es una primera estimación que se tiene que tomar con cautela” resalta la Cámara de Barcelona. Esta estimación se irá revisando a medida que se tenga más información sobre la evolución de los diferentes sectores y las medidas que tome el sector público.

Hay que tener en cuenta que todas las personas que están haciendo teletrabajo, fundamentalmente en el ámbito de los servicios pero también una parte del personal de administración en la industria, continúan contribuyendo al PIB.

Por grandes sectores económicos, se estima que el sector primario no quedará afectado significativamente, la construcción se verá afectada en un 50%, los servicios se verán afectados en un 45% y, finalmente, la industria se verá afectada en un 33%.

Si se aplican estos porcentajes de caída al VAB correspondiendo de cada sector (mensual), se obtiene un descenso agregado del PIB catalán del 43% en el mes de marzo. Por lo tanto, se podría  estimar un caída entre el 40-50% del PIB que se produce en un mes.

El impacto estimado en el PIB anual dependerá del tiempo que se prolongue esta caída del VAB. Si el descenso fuera del 40% y la parada de país durara 15 días, el impacto directo sobre el PIB de Catalunya seria del -1,7%. Si la caída del 40% se alarga durante un mes, el impacto seria del -3,3%. A este impacto negativo habría que sumar el de los meses posteriores de reincorporación progresiva a la actividad normal hasta lograr el 100%. La evolución del PIB a lo largo de todo el año 2020 dependerá, además, del nivel de actividad en trimestres posteriores.

En la tabla siguiente se detallan los supuestos de caída del 40% y del 50% bajo diferentes escenarios de duración (15 días o 1 mes). El dato de PIB anual utilizado de base para el cálculo del impacto económico es la de 2019, que se ha obtenido aplicando un incremento del 3,5% (igual al crecimiento nominal del PIB del Estado) al dato publicado por el Idescat correspondiendo al año 2018.

  Impacto PIB (M€) % PIB Anual
Caída 40% 15 días 4.180 -1,7%
Caída 50% 15 días 5.225 -2,1%
     
Caída 40% 1 mes 8.360 -3,3%
Caída 50% 1 mes 10.450 -4,2%