La ayuda pública, “imprescindible” para la innovación empresarial

Las ayudas para la innovación han sido fundamentalmente a través de subvención, según indican nueve de cada diez empresas vizcaínas. Del conjunto de empresas que ha participado en actividades de innovación en los últimos cuatro años, un 30% dice haber obtenido algún tipo de ayuda pública o apoyo para su implantación, según los datos recogidos en el estudio ‘Norabidea 2019’, elaborado por la Diputación Foral de Bizkaia y la Cámara de Bilbao, a través de Barrixe – Observatorio de la Innovación.

La ayuda pública ha servido para desarrollar productos y servicios nuevos o mejorados, mejorar procesos productivos, logísticos o de distribución, invertir en maquinaria y equipamiento innovador y en facilitar la formación del personal.

La participación en las ayudas institucionales aumenta a medida que se consolida la sistemática de la innovación en las organizaciones. En concreto, tres de cada diez empresas valoran la prestación pública como una ayuda para mantener la actividad innovadora habitual. Un grupo similar a quienes lo consideran “imprescindible” para el desarrollo del proyecto (28,7%).

Por otro lado, un 25,9% entiende que las ayudas públicas han hecho que el proyecto sea de mayor envergadura y solo el 8,2% de las compañías opina que este apoyo ha tenido poco impacto en el desarrollo de su acción innovadora. Así mismo, un 17,2% ha recibido apoyo a través de deducciones fiscales y un 11,8% mediante apoyo a la financiación. Los bonos o cheques han tenido menor incidencia, algo más visibles entre las empresas del sector construcción y servicios.

LA AYUDA PÚBLICA EN RELACIÓN A LA INNOVACIÓN EN LA EMPRESA