La Dirección General de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento y la Dirección General del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria organizó en marzo la jornada “Preparados para el Brexit: cuestiones prácticas de transporte” con el fin de informar sobre la preparación del sector del transporte terrestre ante una posible retirada de Reino Unido de la Unión Europea.

En esta acción formativa, que fue abierta por la secretaria general de Transporte, María José Rallo, y clausurada por la directora general del Departamento de Aduanas e Impuesto Especiales, Pilar Jurado, participaron también otros responsables de los ministerios de Industria, Comercio y Turismo, Sanidad, Consumo y Bienestar Social y Agricultura, Pesca y Alimentación, todos ellos involucrados en el transporte terrestre de mercancías y viajeros, sector que podría verse afectadas por un posible Brexit.

La Administración presenta los preparativos de  una eventual salida sin acuerdo de la Unión Europea por parte de Reino Unido, como la aprobación de medidas de contingencia en marzo de este año y el seguimiento e impulso de las adoptadas a nivel europeo

La jornada supuso un paso más en los preparativos que está llevando a cabo la Administración General del Estado de cara a una eventual salida sin acuerdo por parte de Reino Unido, como la aprobación de medidas de contingencia en marzo de este año y el seguimiento e impulso de las adoptadas a nivel europeo.

Un caso de estudio

El evento tuvo un carácter eminentemente práctico y se presentó como un caso de estudio, con ponencias breves de cada una de las direcciones generales involucradas, seguidas de una amplia sesión en la que se abordaron diferentes cuestiones.

En la sesión se planteó el futuro de las operaciones de transporte terrestre con Reino Unido en el caso de que no exista un acuerdo de retirada, analizando posibles consecuencias en aduanas, también las repercusiones prácticas en los intercambios comerciales de productos ecológicos y productos sometidos a control de calidad comercial, los controles sanitarios y fitosanitarios fronterizos, así como los controles sanitarios de alimentos procedentes de Reino Unido desde la perspectiva de Sanidad Exterior.