Firma del contrato para instalar el primer aerogenerador flotante conectado a la red

Saitec Offshore Technologies y el centro de ensayo de energías marinas Biscay Marine Energy Platform (BiMEP) han firmado el contrato que confirma la instalación del prototipo DemoSATH en la costa vasca. Tal y como informamos el pasado marzo, las compañías RWE Renewables y Saitec Offshore Technologies desarrollarán conjuntamente nuevas vías para instalar y operar de forma competitiva parques eólicos flotantes. DemoSATH es un proyecto piloto conjunto en el que, la empresa subsidiaria de la energética alemana RWE, especializada en renovables, y Saitec Offshore Technologies, con 30 años de experiencia como firma de ingeniería multidisciplinar.

El proyecto testará el primer aerogenerador marino flotante del país conectado a la red utilizando la tecnología SATH. En el tercer trimestre de 2021 está previsto el inicio de las operaciones marinas y una vez en funcionamiento, se prevé que inyecte energía a cerca de 2.000 hogares a través de la red eléctrica.

El prototipo, dotado de una turbina de 2MW, tiene unas dimensiones de 30 metros de manga y 67 metros de eslora. Se ensamblará en el Puerto de Bilbao y, posteriormente, se instalará en la plataforma de ensayos de BIMEP, en un emplazamiento con 85 metros de profundidad a 2 km de la costa frente al puerto de Armintza (Bizkaia).

El apoyo recibido por las instituciones como el Ente Vasco de la Energía, el puerto de Bilbao y el Gobierno Vasco, ha facilitado desde el principio el desarrollo de esta iniciativa, que, por otro lado, se alinea perfectamente con la estrategia vasca en materia de energía. También cabe destacar el importante papel de la cadena de suministro local, principalmente el de las empresas miembros del Clúster Vasco de la Energía, y de Bimep, como infraestructura idónea para la demostración de dispositivos de energías marinas. Recordar que BiMEP es una sociedad pública constituida en 2011 para el desarrollo, construcción, operación, mantenimiento y gestión de una plataforma de ensayos en mar abierto cuyos socios son el Ente Vasco de la Energía, EVE (75%) y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, AIDAE (25%).

El 70% de la contratación de DemoSATH recaerá en la industria local

Luis González-Pinto, Director de Operaciones de Saitec Offshore Technologies, ha asegurado que “para nosotros es un gran paso realizar este demostrador a escala real. Este hito quizás se puede considerar como el principal corte entre las distintas tecnologías para acceder a la comercialización. Por si esto fuera poco, hemos podido desarrollar este proyecto en casa gracias a la existencia de una infraestructura como BiMEP, dispuesta para realizar la instalación. El País Vasco cuenta con una industria muy activa en este sector y creemos que este proyecto puede ser la punta de lanza de la Industria Eólica Flotante Vasca”. El director técnico de la compañía, David Carrascosa indica que “el proyecto DemoSATH no se centrará únicamente en la validación tecnológica, sino que demostrará la capacidad de movilización de la industria en un ámbito local. En particular, la construcción de una plataforma SATH de hormigón armado, que combina la construcción civil con la cadena de suministro eólica y naval. Saitec estima que, al menos, el 70% del presupuesto de contratación de DemoSATH recaiga en la industria local”.

Una solución pionera

Los objetivos de descarbonización del modelo energético y la relevancia que han ido adquiriendo las energías renovables en los últimos años, han propiciado que la eólica flotante cuente con un futuro prometedor y, a su vez, se presente como un claro protagonista en la transición que nuestra sociedad viene reclamando.

Proyecto DemoSATH a instalar en la costa vasca

Cabe recordar que la mayoría de las zonas costeras en el mundo cuentan con profundidades mayores de 60 metros, por lo que la eólica marina flotante se presenta como la mejor herramienta para aprovechar todo el potencial del viento para generar energía limpia.  

La tecnología SATH (Swinging Around Twin Hull) destaca por ser una solución innovadora y competitiva, que cuenta con una barcaza de doble casco constituida por dos flotadores cilíndricos de hormigón modular prefabricado arriostrados entre sí y a unas placas sumergidas del mismo material. Cuenta con un único punto de amarre (single point mooring), que le permite alinearse con la dirección del viento para aprovechar al máximo el recurso eólico. Esta solución se situará como la novena tecnología instalada a nivel mundial, la quinta a nivel europeo y la tercera testada empleando hormigón en el mundo.

Con este proyecto se pretende analizar su comportamiento en condiciones operacionales y extremas, así como recopilar datos sobre aspectos como su construcción, operación y mantenimiento durante un período de tres años y medio, dedicando los primeros 18 meses al diseño y construcción, y los siguientes dos años a su operación. Con todo ello, se busca adquirir el conocimiento necesario para aplicar mejoras y optimizaciones a los futuros proyectos comerciales.