Fallece Joaquim Tosas, impulsor de la ampliación del puerto de Barcelona

Durante su presidencia, desde 1996 hasta el 2004, Tosas trabajó incansablemente por la modernización del puerto y puso las bases estratégicas para su desarrollo actual

Joaquim Tosas i Mir, presidente del puerto de Barcelona desde 1996 hasta el 2004, murió ayer a causa del Covid-19. Tosas será recordado como el principal artífice de la ampliación del puerto y por haber emprendido su modernización, impulsando los grandes aspectos estratégicos que definen hoy esta infraestructura como es el concepto de comunidad portuaria, la implantación del Plan de Calidad, la innovación y las soluciones telemáticas y la relación puerto-ciudad, entre otros.

Tosas, el primer presidente del puerto de Barcelona designado por la Generalitat de Catalunya, destacó por su capacidad de poner en marcha proyectos nuevos y desde el primer momento impulsó cambios estructurales y profundos para convertirlo en la gran infraestructura que el país necesitaba. Supo dialogar con todos los implicados -con mano izquierda y con firmeza a la vez- para conseguir desencallar todos los condicionantes de la ampliación del puerto: participación de las instituciones catalanas, españolas y europeas, financiación, medio ambiente, implicación de los operadores, etc.

Durante los ocho maños de su presidencia, y con la ampliación avanzando a pleno rendimiento, Joaquim Tosas puso en marcha o dio el impulso definitivo a muchos de los proyectos que definen hoy el puerto de Barcelona: la comunidad portuaria; su plataforma telemática, Portic; el Port Vell, un ejemplo de relación puerto-ciudad que es hoy un referente mundial; la apuesta por el ferrocarril, las autopistas del mar y para desarrollar una red de terminales marítimas interiores para hacer llegar el puerto a sus mercados interiores; la Zona de Actividades Logísticas – ZAL; el impulso del sector crucerista; etc.

Del mismo modo, bajo la presidencia de Joaquim Tosas se aprobaron el primero y el segundo Planos Estratégicos del puerto de Barcelona, en 1998 y el 2003, fruto de un largo trabajo colectivo con la implicación de todos los actores públicos y privados, que fijaban la misión y visión de la infraestructura. Aquí, por primera vez, se habla de una infraestructura competitiva y sostenible al servicio del crecimiento económico del entorno y de la sociedad y se definen las grandes líneas que han dado la pauta del desarrollo del puerto durante los últimos veinte años.

Visión y capacidad de trabajo

Mercè Conesa, presidenta del puerto de Barcelona, ha querido destacar especialmente la valía personal y profesional de Joaquim Tosas. “Hace años que conocía Joaquim Tosas, tenemos amigos comunes, y habíamos coincidido en el Patronat de l’Institut Cerdà. Siempre me pareció una persona enérgica y de ideas claras. Decía que tenemos que pensar en grande. Cuando asumí la presidencia del puerto tuvimos ocasión de hablar extensamente del activo estratégico que es el puerto de Barcelona para un país y una comunidad. A buen seguro, la conversación con él con motivo del 150 aniversario del puerto da testigo de su legado al concebir un puerto moderno, internacional, orientado al cliente”.

La presidenta del puerto también ha querido destacar “la tenacidad y la capacidad de trabajo de Joaquim Tosas, que supo luchar incansablemente en todos los frentes para lograr los hitos marcados, especialmente en la ampliación del puerto”. Finalmente, Conesa ha manifestado el profundo pesar que el traspaso de Joaquim Tosas ha producido entre los trabajadores del puerto de Barcelona, muchos de los cuales compartieron con él proyectos e ilusiones. “Lo echaremos de menos, descanse en paz”.

Muestras de pésame

Los responsables de la comunidad portuaria de Barcelona, que trabajaron codo con codo con Tosas en muchos de estos proyectos, han mostrado también su reconocimiento y estima respecto esta persona capital en la historia reciente del puerto.

Así, Emilio Sanz, presidente de ATEIA-OLTRA Barcelona, ha querido valorar su legado y ha manifestado que “supo interpretar el puerto de Barcelona en un sentido amplio, impulsando lo que hoy conocemos como comunidad portuaria”.

Antonio Llobet, presidente del Colegio Oficial de Agentes de Aduanas y Representantes Aduaneros de Barcelona, ha puesto en valor la “visión y liderazgo de Joaquim Tosas, que marcó la estrategia del que es hoy el puerto de Barcelona: una infraestructura vital para la economía catalana y española”.

Por su parte, Javier Vidal, presidente de la Asociación de Empresas Estibadoras Portuarias de Barcelona, ha destacado que Tosas “fue un gran presidente y una magnífica persona que realizó una excelente gestión de nuestro puerto en un momento muy difícil”.

Jordi Trius, presidente de la Associació d’Agentes Consignataris de Vaixells de Barcelona, también ha recordado su papel en los años decisivos para el crecimiento y planificación del puerto y que “contribuyó a crear una comunidad portuaria proactiva e implicada en su promoción y competitividad internacional”.

Adiós del conseller Damià Calvet

El conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, Damià Calvet, se ha querido añadir a las muestras de pésame destacando que el presidente del puerto de Barcelona “supo captar a la perfección la realidad de este complejo ecosistema y puso las bases de lo que hoy conocemos como comunidad portuaria, una síntesis de colaboración activa y orgullo de pertenencia que sin duda nos fortalece”.

El conseller Calvet coincidió con Joaquim Tosas en el PTOP en 1997, y ha recordado “los debates sobre el futuro del puerto, de su relación con las ciudades de Barcelona y El Prat o sobre las infraestructuras que necesitaba para servir bien la economía del país”. El conseller ha resaltado la gran preparación personal de Tosas y ha constado que “era ambicioso, en el mejor sentido de la palabra: quería hacer del puerto de Barcelona el mejor puerto del Mediterráneo”.

Damià Calvet concluye asegurando que “si estuviera entre nosotros en primera línea del puerto, como fue tantos años, estaría buscando soluciones en la emergencia actual y sobre todo, pensando en cómo recuperarnos lo más rápidamente posible”.

Joaquim Tosas, licenciado en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos, desarrolló una amplia trayectoria profesional en la administración pública. Entre otros muchos cargos, fue director general de Transports de la Generalitat (1980-1985), secretario general del Departament de Sanitat i Seguretat Social (1990-92) y delegado de la Generalitat para el Plan Delta del Llobregat (1994-1996). En el ámbito privado, en el 2004  fue nombrado presidente de la clínica CIMA.

Entre sus numerosas distinciones, Joaquim Tosas recibió la Medalla de Honor del Puerto de Barcelona.