Embarque en Tarragona de estructuras submarinas para el golfo de México

El muelle de Aragó del puerto de Tarragona ha sido escenario de otro project cargo de grandes dimensiones. El proyecto, que empezó en el 2019, tiene prevista su fecha de finalización durante este año de 2020, cuando todos los componentes de gran tonelaje se hayan trasladado a su destino final, el Golfo de México, donde una empresa de los Estados Unidos será la encargada del montaje.

Se trata de 22 piezas de 200 toneladas de peso cada una destinadas a ser colocadas en el fondo del mar, en la zona del Océano Atlántico comprendida entre las penínsulas de Florida y del Yucatán. Estas estructuras formarán parte de la fundamentación submarina y de estructuras de protección de plataformas de producción submarina.

El propósito de cada una de las piezas es asegurar la sujeción permanente en el fondo del mar de equipos industriales submarinos y proporcionar protección contra cargas operacionales y accidentales durante la vida útil del complejo. Las 22 piezas se anclarán en el fondo del mar y sujetarán las cadenas que amarrarán diferentes tipos de instalaciones sumergidas, semi sumergidas y o flotantes, para que no queden a la deriva.

Este proyecto, iniciado en el 2019 y con finalización prevista para este año 2020, está liderado por Schwartz Puerto, S.L. Esta empresa es la encargada del montaje y gestión de este proyecto dentro del recinto portuario tarraconense. La compañía cuenta con una extensa experiencia en el sector de la construcción de estructuras metálicas que requieren una alta especialización.

Puerto idóneo para el project cargo

El puerto de Tarragona tiene una particularidad muy destacable para los project cargo. Por un lado una excelente climatología que permite que casi la totalidad de los proyectos se realicen en explanadas al aire libre, y se facilita la estiba directa desde el muelle, así como amplias áreas operacionales y mano de obra especializada gracias a la importante industria auxiliar de Tarragona junto con el potente cluster petroquímico de la zona y de referencia para el Sur de Europa.

Este proyecto, iniciado en el 2019 y con finalización prevista para este año 2020, está liderado por Schwartz Puerto

Además, el puerto de Tarragona también dispone de amplias áreas operacionales con una superficie de 280.000 m², rampas ro-ro y una excelente accesibilidad terrestre y ferroviaria, que garantiza la logística de suministro de estos proyectos de carga.

El calado de 16 metros de profundidad facilita la operativa, puesto que permite el atraque de buques especiales preparados para transportar grandes cargas, imposibles de trasladar en otros barcos de transporte de mercancías contenerizada.

Las grúas multi propósito del puerto catalán con capacidad de carga máxima de hasta 35 toneladas, permite llevar a cabo operativas de desarrollo, realización y carga de estos tipos de estructuras durante casi todo el año, haciendo que Tarragona y en este caso concreto el puerto de Tarragona, sea una localización perfecta por estos proyectos.

La confluencia de estos factores a Tarragona y la apuesta del puerto por este tipo de carga ha hecho que se incremente el volumen de proyectos, habiendo en la actualidad proyectos de carga en marcha de tres empresas diferentes.