El Salón Náutico de Barcelona mantiene viva la llama con una edición digital

El sector de la náutica deportiva y de ocio ha echado en falta la celebración de ferias profesionales tras la cancelación de los salones de Barcelona, Cannes, Venecia y París, con Boot Dusseldorf  (23-31 de enero próximo) en dudas sobre su celebración. “El público quiere ver, tocar y vivir la experiencia”.

El Salón Náutico de Barcelona, como muestra de su apoyo a la industria náutica española, ha reunido a reconocidos economistas y representantes de asociaciones y empresas líderes en una sesión presencial y on-line, bajo el título de NauticLive. En el día en que debiera haberse iniciado una de las más importantes ferias sectoriales europeas, sus responsables quisieron mantener encendida la llama del evento que no pudo ser.

El presidente del Salón Náutico de Barcelona, Luis Conde, intervino en remoto

Fueron dos paneles principales que contaron con la moderación del presidente del Salón Náutico de Barcelona, Luis Conde; el economista y profesor José María Gay de Liébana; el abogado-economista, Juan María Nin; y el periodista Martí Saballs, en su primera parte. Tras una intervención motivadora por parte de Victor Kupers, tomó la palabra el Director General de la Marina Mercante, Benito Núñez Quintanilla. La segunda mesa redonda debatió acerca del estado actual de la industria náutica y estrategias de futuro en una sesión titulada “La náutica de recreo post-Covid: Un nuevo escenario de oportunidades”. Moderada por el secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), Carlos Sanlorenzo, tomaron parte el secretario general del Consejo Internacional de Asociaciones de la Industria Náutica (ICOMIA), Udo Kleinitz; el director general de Yamaha Motor España, Víctor González; el director comercial para Europa, Oriente Medio y África de Jeanneau Prestige, Andrea Gragnotti; y el director general de Comercial Touron, Fernando Giquel.

Benito Núñez Quintanilla, Director General de la Marina Mercante

Sector  al alza

El presidente del Salón Náutico de Fira de Barcelona, Luis Conde, afirma que «con la jornada NauticLive, queremos estar como siempre al lado de un sector de gran importancia para la economía del país». Conde considera que “el hecho de que la náutica ofrezca un ocio seguro ha generado este verano un aumento del alquiler de embarcaciones y nuevas matriculaciones, además de llegar a nuevos públicos, pero debemos saber adaptarnos a un futuro muy complejo para aprovechar al máximo las oportunidades y sortear las dificultades ante el mundo cambiante que llega».

En el debate “¿Cuál es el nuevo rumbo del sector?” se abordaron cuáles han sido las consecuencias económicas de la crisis sanitaria del Covid-19 y su impacto en el sector náutico nacional e internacional.

Las matriculaciones de la náutica deportiva han crecido un 31% en septiembre

Fernando Giquel, Víctor González y Carlos Sanlorenzo

Conde explicó que todas las crisis representan un riesgo y una oportunidad y, en el caso de la náutica deportiva, es un sector que ha caído “tan solo” un 12% frente al 25% de la economía en general recordó que “en el verano han crecido las matriculaciones”, tras un primer semestre de caídas en torno al 12%, “porque el mar es un refugio frente al Covid”. Los integrantes de la mesa coincidieron que “es el momento de comprar un barco” y llamaron a desmentir que la náutica deportiva sea “un sector elitista, puesto que la mayoría de la flota son embarcaciones asequibles. En un contexto económico “difícil” por las tensiones internacionales, se ha producido una triple crisis: sanitaria, de demanda y de oferta.

La necesaria gestión de crisis, económica al fin y al cabo, puede representar una ocasión para el país-por el turismo- y para el sector más en concreto, porque se ha instalado “una cultura de aprovechar el tiempo de ocio” de manera segura, según Juan María Nin. Por su parte, Martí Saballs fió al desarrollo de una vacuna la salida de la crisis sanitaria y económica, aunque fijó a mediados de 2021 una “reactivación económica fuerte” apoyada por el sector turístico, del que la náutica de recreo forma parte importante.

Carlos Sanlorenzo, secretario general de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN)

Sostenibilidad y digitalización

Tras una intervención motivadora por parte de Victor Kupers, el Director General de la Marina Mercante, Benito Núñez Quintanilla dijo que la náutica deportiva, como el resto del sector vinculado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda urbana (Mitma) ha de reforzar tres pilares básicos: Conectividad, Seguridad y Sostenibilidad. Esta última puede convertirse en la nueva clave para el rediseño de una nueva política fiscal que fue solicitada por todos los ponentes. Núñez destacó la resiliencia de un sector que puede aportar tanto a la recuperación económica como al turismo y para ello “contará con la complicidad del Ministerio”.

La náutica deportiva es un oasis dentro de una crisis muy compleja

Udo Kleinitz, secretario general del Consejo Internacional de Asociaciones de la Industria Náutica (ICOMIA)

Por su parte, Carlos Sanlorenzo mostró su “cauta satisfacción” por el brío que ha demostrado el sector una vez superado el confinamiento, tanto en nuevas matriculaciones como en el chárter. No obstante, se presenta un año complicado, con menor ocupación turística y un otoño-invierno “complicado”. Udo Kleinitz dijo que “sólo podremos sobrevivir si nos adaptamos” a las nuevas circunstancias pero, en el lado positivo, destacó el crecimiento de nuevos aficionados y un interés importante y al alza entre la franja más joven y entre las mujeres. También señaló la importancia de sacar al mercado productos medioambientalmente sostenibles. En este punto coincidió con Andrea Gragnotti, quien destacó el crecimiento de la demanda de los productos fuera-borda y las motos de agua. Por el contrario, “el charter ha sufrido mucho” en todos los países, pero fundamentalmente en los que depende de la llegada de turistas extranjeros” como en España y Croacia. También se mostró partidario del cambio en las políticas impositivas, que “desincentivan la compra y el leasing” náuticos.

La atomización del sector y la falta de apoyos institucionales fueron el hilo conductor de la intervención de Víctor González, que también dejó entrever un cierto optimismo en cuanto a la aparición de nuevas oportunidades, ligadas a la digitalización y a la modernización del sector. Finalizó el encuentro Fernando Giquel diciendo que “el sector estaba correctamente dimensionado” y por ello, ha sufrido menos que otros y enfrenta un futuro prometedor. De hecho, lo calificó como “oasis” dentro de una crisis sanitaria y económica muy compleja y dejó para la reflexión el apunte de que “en los próximos años, “la demanda de productos náutico deportivos y de ocios será mayor que la oferta”.