El puerto de Valencia reitera que las actuaciones de integración con la ciudad siempre se han acordado con el Ayuntamiento

El subdirector general de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Manuel Guerra, ha participado en el debate ciudad-puerto organizado por el Colegio de Arquitectos de Valencia.

Durante el encuentro, Manuel Guerra ha explicado que “la Autoridad Portuaria de Valencia es una entidad pública dependiente del Ministerio de Fomento y estamos regidos por la Ley de puertos” y ha defendido que todas las actuaciones realizadas históricamente por la APV en materia de integración puerto-ciudad se han realizado de acuerdo con el ayuntamiento.

En concreto, el subdirector general de la APV ha recordado que “en 1986 firmamos el primer convenio con el Ayuntamiento para ejecutar el acceso sur, en 1997 firmamos otro convenio donde el puerto de Valencia acordaba poner a disposición de la ciudad los espacios innecesarios de la dársena interior a cambio de que las administraciones –Ayuntamiento de Valencia, Generalitat Valenciana y Ministerio- ayudaran al puerto a disponer de una ZAL, un acceso Norte y un acceso ferroviario, en 2013 firmamos un tercer convenio donde firmamos la materialización de la cesión de la dársena al ayuntamiento y se acordó que la zona de Nazaret se desarrollaría conjuntamente entre el consistorio y la APV. Absolutamente todo se ha ejecutado a través de convenios porque hay que recordar que el puerto no es una entidad privada sino que busca el interés general”.

Respecto a los efectos de la ampliación Norte en las playas del  Sur, Manuel Guerra ha resaltado que el diseño de esta infraestructura se realizó para no generar más efecto sombra que la que genera el actual dique del Este. Tal y como ha recordado el subdirector general de la APV, “la DIA de 2007 nos pidió que realizáramos un Plan de Vigilancia Ambiental que se encargó, previa aprobación por la dirección general de Costas, al laboratorio de Costas de la Universitat Politècnica de València. Este Plan nos permitido tener informes de periodicidad trimestral sobre la evolución de las playas desde la Patacona hasta el Saler que han sido remitidos a la dirección general de Costas y al Ministerio de Medio Ambiente. Llevamos 10 años con un presupuesto de 3 millones de euros consignado en nuestras partidas presupuestarias para realizar las actuaciones que Costas estime conveniente. En estos momentos seguimos a la espera de que Costas finalice el plan integral y nos indique qué actuaciones concretas debemos sufragar”.

Durante el debate, se le ha cuestionado sobre la contaminación que generarían los buques en la nueva terminal. En este sentido, Manuel Guerra ha recordado que la APV prevé electrificar los muelles de manera que los buques puedan apagar los motores cuando estén atracados en el puerto, evitando la emisión de CO2. Asimismo, el director general de la APV también ha añadido que “las navieras están obligadas a utilizar combustibles bajos en azufre y el transporte pesado que va a seguir existiendo tiene que evolucionar para que sea menos contaminante y, para ello, es necesario crear programas y subvenciones específicos”.

Manuel Guerra también ha aprovechado su presencia en este foro para resaltar que la Autoridad Portuaria de Valencia mantiene un contacto muy estrecho con la ciudad, participando en los diferentes foros y acudiendo a todas las reuniones que son necesarias para explicar su estrategia y llegar a acuerdos con el ayuntamiento y con la ciudadanía. De hecho, ha recordado que “el Plan Especial de Nazaret se ha planificado de manera conjunta con el Ayuntamiento y se encuentra en momento de contestación de alegaciones para poder finalizar su tramitación”.

El foro de debate también ha contado con la presencia de Vicente Palomo, jefe del equipo técnico de la Oficina del Corredor Mediterráneo; Rosa Pardo, directora general de Política Territorial y Paisaje de la Generalitat Valenciana; y Ramón Marrades, director estratégico de La Marina de Valencia.