El puerto de Tarragona amplía y mejora la eficiencia de su PIF

El proyecto prevé mejorar 4 naves frigoríficas y construir una de nueva

El puerto de Tarragona ha lanzado un proyecto para la reforma de las instalaciones frigoríficas del Punto de Inspección Fronterizo (PIF). Esta iniciativa tiene el objetivo de mejorar la eficiencia de cuatro de las cámaras frigoríficas y la construcción de una nueva con un presupuesto total estimado de 96.455,64 euros.

La mejora contará con cambios tecnológicos en cuatro cámaras frigoríficas, cambiando el tipo de gas con al que funcionan por uno de más respetuoso con el medio ambiente, denominado R449A. La nueva cámara frigorífica también contará con esta nueva tecnología y en el mismo momento ampliará la capacidad del propio PIF.

Con capacidad de almacenar productos congelados o frescos, estas cámaras trabajan en temperaturas de entre 0 °C o -25 °C, según las necesidades. Las actuaciones afectan a las instalaciones de refrigeración de productos de origen animal de consumo humano, productos de origen animal de consumo no humano y de productos de origen no animal de consumo humano.

Estas instalaciones tienen un funcionamiento totalmente aleatorio. Con los cambios y mejoras previstas se conseguirá el objetivo en seguridad, técnica, economía y sostenibilidad como en otras plataformas frigoríficas, aplicando una mayor o menor potencia en función del volumen interno de las cámaras y sus necesidades.

El actual PIF del puerto de Tarragona cuenta conuna superficie total de 417,15 m² con 2 zonas de operaciones (consumo humano y consumo no humano) con 4 cámaras refrigeradas, más una nueva que se construirá, y 6 fingers o muelles de carga.