El puerto de Tarragona cierra el 2019 con récord de ingresos y el segundo mejor resultado de tráfico de la década

El puerto de Tarragona ha cerrado el ejercicio 2019 con un tráfico de 33,3 millones de toneladas (+2,8% respecto al 2018), el segundo mejor resultado de la última década, y con unos ingresos récord de 57,65 millones de euros (0,78%). Estas marcas históricas “se han conseguido a pesar de la pérdida de tráficos estructurales como el carbón”, explicaba esta mañana Josep Maria Cruset, presidente de la infraestructura catalana. En este sentido, valoraba que “hemos sabido digerir el descenso de 4 millones de toneladas del carbón, fruto de un importante esfuerzo”.

En la presentación de los resultados obtenidos en el 2019 por el puerto de Tarragona, Cruset incidía que “sin los efectos de los temporales que nos afectaron y el mantenimiento del tráfico de carbón, hubiéramos llegado a la marca histórica de 36 millones de toneladas”.

Josep Cruset ha situado “la consolidación de los tráficos” del 2019, gracias a las cifras récord conseguidas “en tráficos estructurales como el crudo de petróleo, los líquidos energéticos, los graneles sólidos y los cereales”.

Josep Maria Cruset: “El mercado está siendo muy proactivo por venir y conocer la ZAL”

El presidente del puerto de Tarragona, Josep Maria Cruset, se ha mostrado satisfecho por el interés que está suscitando la futura Zona de Actividades Logísticas (ZAL).

Comparándolo con el interés que actualmente suscita Tarragona por parte de las navieras de cruceros, Cruset ha explicado que “el mercado está siendo muy proactivo y nos está manifestando su interés por venir y conocer la ZAL”.

“Grandes operadores inmologísticos”, explicó Cruset, están comercializando la ZAL. Son estos operadores “quienes después trabajarán con la empresa finalista que se implantará”.

El presidente del puerto de Tarragona tiene muy claro el potencial de la ZAL. “Si en el área metropolitana de Barcelona quedan 200.000 m2 para nuevas actividades industriales, en nuestra ZAL podemos multiplicar esta oferta”.

Resultados históricos en los tráficos de productos a granel

Los graneles líquidos han registrado un muy buen comportamiento en cuanto a resultados. En el año 2019 se cerró con 21,3 millones de toneladas y con récords históricos en algunos productos. Destaca el récord de la serie histórica en crudo de petróleo que presenta 9,72 millones de toneladas, superando el resultado del 2017 (9,6 millones de tons) y, dentro del capítulo, de líquidos energéticos, hay que resaltar el récord logrado por la gasolina, que también logra un récord histórico con 1,212 millones de toneladas, casi 500.000 toneladas por encima de resultados anteriores en los años 2015 y 2017. También los gases butano y propano logran un máximo de la serie histórica con 1,831 millones de toneladas, superando el resultado del año 2018 con 1,688 millones de toneladas.

Los otros productos más voluminosos, los graneles  sólidos con 9,7 millones de toneladas, también presentan resultados de máximos. Según el presidente del APT, “se puede afirmar que el aumento de tráficos de cereales compensa las pequeñas bajadas en otros tráficos de graneles sólidos”. Tanto es así, que el tráfico de cereales, piensos y harinas ha batido en el 2019 el récord de la serie histórica con 5,77 millones de toneladas, por delante de los 5,52 millones de 2018.

En cuanto al resto de tráficos de graneles sólidos con menos peso en la cartera de negocio del puerto de Tarragona, la sal potásica se mantiene por encima de las 600.000 toneladas como en el 2018; los productos químicos se mantienen en cifras similares al 2018 y registran el segundo mejor resultado de la serie con 242.000 toneladas; y las frutas, a pesar de decrecer ligeramente, logran casi las 150.000 toneladas (en el 2018 se registraron 196.000 toneladas).

Los resultados de los tráficos estructurales muestran la apuesta por la diversificación hacia productos de carga general, lo que ha permitido compensar la bajada del carbón de los últimos años. El año pasado se registró 2,3 millones de toneladas, frente a una media de entre 3 y 6 millones de toneladas en años anteriores. 

Tarragona está atento a la saturación de otros puertos para captar contenedores

El puerto de Tarragona considera estratégico el valor de la conexión del puerto seco de Guadalajara y su “hermana” terminal ferroviarias de La Boella de Tarragona para crecer en contenedores.

De todas maneras, ha desvelado hoy Cruset, “estamos atentos al mercado global de contenedores que mostraría signos de saturación en algunas zonas, lo que nos permitiría situarnos en el mercado”.

Por otra parte, Cruset también explicaba “la poca influencia que podemos tener en las decisiones macros de las navieras que concentran la operativa en los grandes puertos de contenedores.

 Récord de vehículos

La carga general ha mostrado un comportamiento muy diferente. Mientras se ha registrado el mejor resultado de la década en tráfico de vehículos con 211.310 unidades que han pasado por el puerto de Tarragona en el 2019 y también un aumento del tráfico de animales vivos con un incremento de unos 12.404 cabezas respecto al 2018, el resto de productos de carga general registran ligeros descensos: pasta de papel, productos siderúrgicos y contenedores.

El tráfico de vehículos se ha incrementado en 14.743 vehículos respecto al año 2018, superando la marca del año pasado que estaba situada en poco más de 201.000 vehículos. En cuanto al tráfico de animales vivos, la cifra del 2019 es de 239.182 cabezas de ganado que representa un mejor resultado que en el 2018 (226.777 animales vivos) y sitúa Tarragona como el líder del sistema portuario en exportación de novillos. El puerto de Tarragona trabaja conjuntamente con Puertos del Estado por una ampliación del horario de los servicios sanitarios y aduaneros y en introducir otras mejoras para poder incrementar este tráfico marítimo.

El descenso de pasta de papel, de la fruta y de los productos siderúrgicos tienen en común el hecho que son tráficos que son mucho más sensibles a los cambios y a las fluctuaciones de los mercados internacionales. La pasta de papel sufrió un exceso de oferta que ha producido grandes stocks que han reducido los intercambios. La fruta generalmente depende del comportamiento de las cosechas tanto en origen como en destino, y los productos siderúrgicos están -en el caso del puerto de Tarragona- íntimamente ligados a la evolución de la industria del automóvil.

En el caso del tráfico de contenedores, para el presidente del APT, “este tráfico es la gran oportunidad que el puerto tiene que aprovechar en el futuro”, gracias a un mejor aprovechamiento de la terminal intermodal de La Boella, a la construcción del Puerto Seco de Guadalajara y la entrada en funcionamiento del Corredor Mediterráneo a partir del 2022. Cruset ha explicado que “el puerto de Tarragona tiene una capacidad para mover hasta 400.000 contenedores anuales, y encara el futuro con optimismo, ya que se está trabajando con asesoramiento externo para hacer un análisis del mercado y se sigue colaborando con la empresa responsable del tráfico para establecer nuevos servicios, como el recientemente inaugurado Great Pendulum Service de la naviera Tarros Spa y DPWorld”.

Consolidación del proyecto de cruceros

El puerto de Tarragona ha batido el récord de cruceristas con 128.000 pasajeros, una cifra superior a la temporada anterior en casi 30.000 cruceristas más. Cruset, ha explicado que “esta cifra se ha superado en un 30% la del año pasado y sitúa la temporada 2019 como la mejor de la historia del puerto”. Esta cifra se ha logrado gracias al aumento de un 5% del número de escalas que ha pasado de las 57 del 2018 a las 63 del año 2019, pero sobre todo por la llegada de cruceros más grandes con mayor capacidad en pasajeros.

Cruset ha destacado que la valoración global del destino Tarragona-Costa Daurada, por parte de los pasajeros, es de un 8,9, rayando el excelente, 3 décimas superior a la nota lograda a la temporada anterior, y que el 94,2% de los cruceristas encuestados por parte del Departamento de Innovación Turística de la Fundació Eurecat reconocen que recomendarán Tarragona a sus familiares y amigos.

“Las cifras, la satisfacción de los cruceristas y el hecho que la compañía Royal Caribbean haya decidido trabajar con el puerto de Tarragona nos permiten afirmar que el proyecto de cruceros está consolidado y que crecerá al ritmo y con el horizonte que los ayuntamientos y los agentes del territorio marquen en la mesa de cruceros”, ha afirmado Cruset.

El endeudamiento se reduce en 52,1 millones de euros

En el apartado de resultados económicos el puerto de Tarragona ha cerrado el ejercicio 2019 con unos ingresos de 57,65 millones de euros, el mejor resultado de la serie histórica, que implica superar en el 2017 (que cerró con 57,4 millones de euros). El resultado de explotación es de 7,4 millones de euros y el EBITDA se sitúa en los 30 millones de euros. El cash flow del 2019 es de 25,5 millones de euros y el endeudamiento se ha reducido en 52,1 millones de euros.

Estas cifras económicas demuestran la solidez económico-financiera del puerto de Tarragona, lo cual le permite afrontar las inversiones en infraestructuras y en la mejora de la gestión que le permitan encarar con garantías de éxito los retos que se le presentan en los 10 años próximos.

Un puerto preparado para la próxima década

Durante la presentación se ha cifrado la inversión realizada por el puerto de Tarragona  en 11,3 millones de euros. Esta inversión ha permitido realizar los estudios y proyectos para las infraestructuras estratégicas que, según concluyó Cruset, “permitirán preparar el puerto para la próxima década”.