El puerto de Santander licita su terminal de contenedores

El puerto de Santander da un nuevo paso para lograr su largamente esperada terminal de contenedores con la publicación en el BOE del concurso público para la selección una oferta para la tramitación de un expediente de concesión de dominio público portuario para la construcción y explotación de una terminal pública de contenedores en el espigón norte de Raos. La nueva terminal tendría capacidad para movilizar alrededor de 40.000 TEUs anualmente. Es una iniciativa que se sigue a las inversiones previstas para la construcción de un “silo de automóviles”, que es su principal tráfico.

En principio, la concesión se otorgaría con un plazo de 40 años sobre una superficie de 36.000 metros cuadrados, con una línea de atraque de alrededor de 300 metros. La iniciativa que ahora quieren poner en marcha el Consejero de Desarrollo Económico regional, Francisco Martín, y el presidente de la APS, Jaime González, ya fue analizada por anteriores ejecutivos y el último intento se realizó en 2015, bajo el mandato de Ignacio Diego y Martínez-Sieso, seguido posteriormente por  y contó con una naviera que realizó una serie de pruebas en la bahía cántabra.

El incremento de contenedores que ha venido desarrollando el puerto de Santander a través, sobre todo, de las líneas regulares de CLdN con el Norte de Europa y las islas británicas, aconseja establecer una terminal dedicada al tratamiento de éste envase en particular. Cabe recordar también que el puerto de Santander tiene una larga serie de conexiones directas y regulares, en buques Ro-Ro, con África, América, Oceanía y Medio y Lejano Oriente.

Necesidad de ampliar las infraestructuras.

El puerto de Santander comenzó la ampliación de Raos 9 en 2017 debido a que ha experimentado un crecimiento progresivo en los últimos años, desde los antiguos muelles de Maliaño, prácticamente en el centro de la ciudad, hacia los muelles de Raos, más alejados de la misma. El crecimiento de tráfico, su diversificación y la necesidad de línea de atraque y superficie logística han generado la necesidad de acometer las actuaciones necesarias para prestar los servicios que demanda el sector productivo de su hinterland, en un proceso de inversión equilibrado y sin endeudamiento.

Santander genera tráfico de contenedores que ahora tiene nuevas líneas para hacerse a la mar

La exportación de automóviles en líneas roro transoceánicas (destino Sudáfrica, Australia, América), exige cada vez más longitud de atraque para prestar servicios a buques de gran eslora (superior a 200 metros). Con el nuevo atraque en el muelle Raos 9 aumentará la oferta actual de dos atraques en el 50%, y el puerto de Santander mantendrá la calidad de servicio sin provocar pérdidas de tiempo por fondeos en buques de línea regular.

La obra consiste en la ejecución de un nuevo muelle de 291 metros de longitud, junto con la superestructura, la explanada y los servicios de suministro correspondientes, con 10.000 metros cuadrados nuevos, ganados al mar.