El puerto de Santander controla un vertido contaminante

La Autoridad Portuaria de Santander y la naviera Brittany Ferries investigan las causas del vertido en el Muelle del Almirante, una zona que ya está totalmente limpia por la  recuperación de la totalidad del producto vertido.

El vertido que se produjo el pasado domingo en el Muelle del Almirante al parecer debido a un fallo de arranque de uno de los motores del buque “Kerry”, que se encontraba a punto de zarpar hacia el puerto de Cork. El fallo activó el sistema de vertido del producto que limpia los scrubbers, un sistema de depuración de emisiones atmosféricas con el que cuenta el barco.

La Autoridad Portuaria de Santander y Brittany Ferries, la compañía que opera el barco propiedad de Stena, están investigando los hechos para tratar de esclarecer un suceso que no se había producido nunca en los 43 años que la compañía lleva operando en Santander. La mancha originada, de unos 75 metros de longitud, ha sido ya eliminada, si bien la Autoridad Portuaria, a través de la empresa Urbaser, ha inspeccionado de nuevo la zona para comprobar que no quedan restos bajo la estructura de los muelles.

Los hechos

El suceso se produjo el pasado domingo a las 12:00 horas tras detectarse una mancha en el Muelle del Almirante cuando se estaba iniciando la maniobra de desatraque del buque “Kerry”. En ese momento, la APS activó el Plan Interior Marítimo del Puerto de Santander (PIM) en situación 0, lo que significa que se trataba de un episodio de contaminación marina de baja magnitud y peligrosidad y que la Autoridad Portuaria podía hacerle frente con sus propios medios. Debido a la bajada de la marea, la mancha se extendió hasta el Palacete del Embarcadero pero no llegó más lejos gracias a la rápida intervención del “Urgarbi II”, un barco tipo pelícano que la empresa Urbaser, adjudicataria del contrato de limpieza de la APS, empleó para recoger los elementos que habían caído sobre la lámina de agua. En el lugar de los hechos, se personaron también los agentes del Seprona (Servicio de Protección de la Naturaleza) de la Guardia Civil para tomar muestras de los residuos.  En poco más de tres horas y media la zona se encontraba limpia por lo que la APS desactivó el PIM del puerto de Santander.

La mancha llegó hasta el Palacete del Embarcadero

Debido a la gravedad de los hechos, la APS abrirá un expediente sancionador a la naviera, si bien el puerto reconoce el compromiso que Brittany Ferries tiene con el medio ambiente y con Cantabria. Precisamente, esta compañía está llevando a cabo un programa de renovación de su flota de 500 millones de euros, con tres nuevos buques de Gas Natural Licuado con el objetivo de reducir las emisiones en sus rutas entre Reino Unido y España.