El puerto de Barcelona… un valor en alza

Vicente Rodríguez
ExPresidente de Sintraport

Cambios y adaptación

Han sido muchos, los cambios adaptativos que han tenido que afrontar todos los actores participantes de esta cadena logística portuaria, para mantener los estándares de calidad de mercado y seguir siendo competitivos.

Estos cambios han sido relevantes a todos los efectos, tanto en normativas de Ley, materia de seguridad o pliego de condiciones, adaptándose a los nuevos tiempos. Además, se incorporarán más cambios importantes debido a la situación actual generada por la crisis sanitaria del Covid-19, para cumplir con las exigencias de gobierno y poder garantizar la salud de todos los usuarios.

Crecimiento y evolución

El puerto de Barcelona ha crecido y evolucionado a toda marcha en los últimos diez años, como si de una locomotora de tren se tratara, obteniendo un volumen significativo de forma ascendente en el tráfico marítimo, ferroviario y terrestre.

Siguiendo este orden mencionado, en lo que respecta al transporte marítimo, ha tenido gran éxito en su capacidad de captación debido al importante punto estratégico del Puerto de Barcelona para el reparto de sus mercancías.

Del mismo modo, lo ha hecho el transporte ferroviario, más aún con la proyección del Corredor del Mediterráneo y sus catorce tramos donde se calcula la finalización para el año 2025. Algunos tuvimos la oportunidad de ser invitados por la Generalitat de Catalunya para su presentación en una mesa estratégica celebrada en el Palau de Pedralbes en el año 2019.

En este mismo apartado y finalizando con el transporte terrestre, decir que desafortunadamente para este colectivo, el crecimiento ha sido únicamente para cubrir las necesidades de demanda del mercado. Se ha visto disminuida su jornada laboral al no tener flexibilidad en su franja horaria.

Esta situación se está produciendo en los últimos años con la solicitud de cargas, traduciéndose en un escenario de precariedad laboral al no realizar transporte en óptimas condiciones y reducción en la rentabilidad de su negocio.

Añadir que han descendido los servicios de transporte de ámbito nacional como consecuencia al aumento de tráfico ferroviario, por lo que en su mayor volumen se hace con ámbito local o comarcal.

Digitalización

Nuestro compañero de viaje en todo el desarrollo a lo largo de estos años, ha sido la digitalización de los sistemas operativos. Se han creado para ser útiles en la fluidez de gestión, tales como el sistema Portic, despachos aduaneros de forma telemática, puertas automáticas de entrada y salida en depósito de contenedores y terminales, además de la implantación del pin code, entre un sinfín de cosas más.

Hemos de reconocer la importante labor por parte de la Autoridad Portuaria de Barcelona por su renovación para mantener a nuestro puerto en uno de los referentes a nivel mundial y con gran influencia.

Cabe recordar también el esfuerzo por parte de las concesionarias, terminales de carga y depósitos de contenedores en la inversión económica realizada para ofrecer soluciones de operativa y trabajar por la seguridad de los usuarios.

Sin olvidarnos, como no puede ser de otra manera de todos los demás miembros de la cadena logística portuaria que hacen posible toda la trazabilidad de procesos, aportando documentación o mecanismos necesarios para que sea posible el correcto funcionamiento diario del puerto.

Con la implantación de los sistemas digitales, da como resultado una mayor agilidad y mejora en proporcionalidad con los volúmenes de tráficos, aunque insuficiente para el sector de transporte debido a la gran aglomeración de vehículos en las zonas de carga-descarga en recinto portuario.

El transporte por defecto es el último eslabón de la cadena logística y el manipulador efectivo para mover las mercancías al destino final, por tanto, sufre con mayor intensidad las consecuencias de las posibles deficiencias originadas y el impacto en las pérdidas económicas.

A esto último, decir que se establecen mesas de trabajo para ir trasladando las necesidades de todas las partes implicadas y poder solucionar o en su caso reducir el porcentaje de incidencias. Lo ideal sería que todo sistema de digitalización fuese acompañado de un plan de contingencia para posibles fallos en la operativa, aunque en ocasiones no es viable al tener que ir asumiendo las circunstancias que surgen hasta conseguir un equilibrio.

Mejorar nuestro puerto

Está en nuestras manos poder mejorar el puerto de Barcelona, darle un valor en alza, potenciando ese vínculo social creado por esta gran familia que formamos en la comunidad portuaria.

Debe predominar principalmente el respeto y el compromiso entre todos para seguir avanzando, ya que es más importante la actitud y voluntad de las personas que los cargos otorgados de representación. Con ideas constructivas, estrategia comercial y energía positiva, podemos ofrecer una buena imagen social al mundo sin conflictos ni crear inestabilidad portuaria.

Sin duda alguna, obtendremos un mayor crecimiento y mejores relaciones internacionales en comercio exterior.

Cuidemos el puerto de Barcelona, y seguirá siendo nuestro trabajo y forma de vida, donde será el futuro de las siguientes generaciones.