Mengxue Geng, de la oficina del puerto de Barcelona en China; Joan Dedeu, representante el puerto de Barcelona en China; y Gemma Garcia, responsable de Foreland del puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona firmó la IV Declaración de Shenzhen, que defiende una cooperación más grande entre los puertos y las zonas francas aduaneras para que conjuntamente ayuden a desarrollar las economías locales. La declaración, firmada por 15 de los principales puertos de todo el mundo, pide potenciar la innovación y la apertura de las diferentes instituciones -puertos y zonas francas- para que faciliten el desarrollo industrial y la internacionalización comercial de sus zonas de influencia. Así mismo, apuesta para extender las buenas prácticas a toda la cadena portuaria para potenciar las oportunidades de negocio.

La IV Declaración de Shenzhen se firmó durante el 8º Shenzhen World Port Chain Strategy Forum, celebrado en el marco de la 14ª edición de la China International Logistics and Supply Chain Fair (CILF), que se celebra en la ciudad china hasta el 12 de octubre. El representante del puerto de Barcelona en China, Joan Dedeu, ofreció en este foro la conferencia “Barcelona, una plataforma ideal para las compañías chinas para acceder al mercado del Sur de Europa y del Mediterráneo”.

Joan Dedeu ha presentado Barcelona a las compañías chinas como la plataforma ideal para acceder al mercado del Sur de Europa y del Mediterráneo

Una oferta intermodal competitiva

En la conferencia, Dedeu, que fue el encargado de firmar la declaración, puso énfasis en las potencialidades de Barcelona como hub regional por su concentración industrial y de consumo; su completa oferta logística altamente especializada; la integración en una misma área de todos los modos de transporte: puerto, aeropuerto, ferrocarril, etc.; y su alta conectividad terrestre y marítima con los principales centros europeos y mediterráneos. En este punto, expuso la red de servicios y terminales interiores que se extienden por la Península Ibérica y Europa, y la completa oferta de líneas marítimas que conectan Barcelona con los puertos mediterráneos.

Joan Dedeu, el primero por la izquierda, durante la firma de la IV Declaración de Shenzhen

El representante del puerto catalán en China dio una especial importancia a la oferta de servicios ferroviarios que permiten conectar de forma fiable, sostenible y competitiva las terminales portuarias con los grandes centros de producción, de consumo y logísticos españoles y europeos, como son Zaragoza, Pamplona, Bilbao, Madrid, Lyon, Amberes o Bettembourg, por ejemplo. Esta oferta se complementa con los servicios de short sea shipping que unen, algunos de ellos diariamente, Barcelona con los principales puertos italianos y del Norte de África.

Interés por los transitarios barceloneses

El puerto de Barcelona ha estado presente en la CILF con un estand propio donde ha promocionado sus servicios entre los importadores y exportadores y operadores logísticos chinos. La delegación catalana, formada por Joan Dedeu y la responsable de Foreland, Gemma Garcia, ha atendido este año a numerosos visitantes, entre los cuales ha destacado el colectivo de transitarios chinos que acudían al estand del puerto para pedir información sobre sus colegas barceloneses.