El Corredor Ferroviario Central logra un nuevo impulso 50 años después

El Corredor Ferroviario Central (CFC) que uniría España con Europa a través de Aragón, vuelve a tener una oportunidad de llevarse a cabo, tras haber quedado excluido en la primera adjudicación de corredores prioritarios europeos.  La conexión se realizaría a través de los túneles de Somport, que dejaron de tener actividad en 1970 y que unen las estaciones de Canfranc -en Huesca- y Pau (Nueva Aquitania).

Convenio franco –español: “Estudio para la reapertura del túnel ferroviario de Somport”

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), a través del secretario de Estado de Transportes Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura; y la Región de Nueva Aquitania de Francia, a través del Presidente del Consejo de la Región de Nouvelle-Aquitaine, Alain Rousset, han firmado el convenio para la contratación y la ejecución del “Estudio para la reapertura del túnel ferroviario de Somport”, un documento que será publicado en el BOE en los próximos días.

A este respecto, cabe reseñar que en la parte francesa se ha avanzado para una conexión Pau-Dax que enlaza con las actuales vías de alta velocidad ferroviaria, con lo que sólo restaría una unión desde la ciudad francesa hasta el túnel para poder poner en marcha la contraparte española. En 2011 el Corredor Ferroviario Central quedó definido con conexiones desde los puertos de Sines (Portugal) y Algeciras (España) hasta Zaragoza. A partir de ahí es donde la Travesía Central de los Pirineos no ha terminado de definirse, pues hay hasta 10 propuestas para dicha conexión y ya no pertenece a la Red Transeuropea de Transporte (TEN-T). Europa dio prioridad al Corredor Mediterráneo y al Corredor Atlántico, dos infraestructuras que arrastran también importantes retrasos.

Somport

El túnel internacional de Somport, de 7.871 metros de longitud, cruza los Pirineos desde Los Arañones en Canfranc (provincia de Huesca) hasta Les Forges d´Abel (departamento francés de los Pirineos Atlánticos), con una longitud en el tramo español de 4.714 metros, y en el tramo francés de 3.157 metros.

El objeto del convenio firmado es establecer los mecanismos de colaboración entre ambas administraciones para la ejecución mediante un único contrato de los estudios necesarios para la rehabilitación del túnel ferroviario de Somport, tanto la parte española como la francesa, y permitir la reapertura del tráfico internacional para viajeros y mercancías en la línea Zaragoza-Canfranc-Pau cuyos tráficos se interrumpieron en 1970.

La firma del convenio permitirá la licitación del correspondiente contrato de servicios que está incluido dentro del Acuerdo de Subvención del Mecanismo Conectar Europa (CEF) «Superando las conexiones perdidas entre Francia y España: sección ferroviaria transfronteriza Pau-Zaragoza. Reapertura del túnel ferroviario de Somport”.

Dentro de ese contrato está previsto que se realicen estudios de diversos tipos: medio ambientales; sobre la situación actual de la obra civil del túnel e infraestructura ferroviaria; sobre la gestión y explotación, la gobernanza del túnel y las actuaciones a realizar en el túnel.