El CEL presenta un informe para garantizar la cadena de suministro sanitaria

La aparición del Covid-19 el pasado mes de marzo generó un fuerte impacto en la cadena de suministro de todos los sectores que forman parte del entramado socio-económico de nuestro país y en particular del relacionado con el ámbito sanitario. La falta de material médico o la necesidad de buscar nuevos proveedores, entre otros problemas, requirió una rápida adaptación de todos los eslabones del sector sanitario.

Con el objetivo de dar respuesta a todos estos problemas, el comité CEL de la logística sanitaria ha elaborado un informe de carácter técnico que recoge una serie de recomendaciones dirigidas a garantizar el mantenimiento del suministro sanitario, orientando, entre otros aspectos, a la calidad mínima de los productos sanitarios, señalando al mismo tiempo una serie de buenas prácticas de transporte y entrega del material en los centros que diariamente realizan tratamientos para el Covid-19.

Entre estas recomendaciones destacan la centralización de las compras de determinados suministros básicos, el mantenimiento de un sistema de información centralizado (a nivel autonómico o nacional), el desarrollo de un “catálogo de bienes y servicios únicos” a nivel nacional y la simplificación de los procedimientos de compra en tiempos de emergencia.

La elaboración de un plan de contingencia nacional con el objetivo de dar respuesta a las situaciones de emergencia sanitaria que se puedan producir en el futuro también forma parte de estas recomendaciones que recoge el informe.

El comité CEL también ha incluido una sugerencia con el objetivo de que se desarrollen normativas que establezcan los requisitos de calidad de los productos sanitarios, así como algunas indicaciones para llevar realizar las labores de carga del suministro sanitario, su tratamiento durante el trayecto y su posterior descarga en el punto de consumo.

“Para que algo llegue higienizado al hospital se debe de llevar un control desde su fabricación, teniendo en cuenta su transporte y también los almacenes por los que pasa”, ha apuntado Ramon García, director de Innovación y Proyectos del CEL, quien ha presentado el referido informe durante el VII Congreso CEL de Logística Sanitaria celebrado en el jornada de hoy.

Otro de los aspectos en los que ha incidido García ha sido en la digitalización de los procesos logísticos de la cadena de suministro sanitaria, evolucionando de los que todavía son analógicos a otros más actuales, dotando a los empleados de una formación que “ponga en valor a los profesionales de la logística e invierta en las personas”.

“No podemos hacer nada sin profesionales formados que sepan dar respuesta a todos estos retos tan complicados y cada vez más tecnológicos. La logística es la gestión de la información y en este sentido las tecnologías son esenciales”, ha concluido García.