El Brexit desde el punto de vista del Foro de Logística Intermodal del País Vasco-Transmodal

El XII Foro de Logística Intermodal del País Vasco, Transmodal 2020, no ha querido faltar a su cita anual en el año del Covid-19 y se ha reinventado con una sesión virtual –totalmente online- que ha contado para su organización con la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Álava, junto con la Autoridad Portuaria de Bilbao y el Banco Sabadell. En esta ocasión, el papel de la logística alavesa, siempre ponderada y en continuo crecimiento, quedó en un lugar más discreto y cedió protagonismo al Brexit. 

A menos de mes y medio de la finalización del periodo transitorio para la salida definitiva del Reino Unido del seno de la Unión Europea, la incertidumbre es la tónica reinante en cuanto a las implicaciones aduaneras y económicas de un hecho disruptivo como nunca antes se ha visto. Este es el clima en el que se desarrolló Transmodal, un evento que se ha consolidado como cita de referencia del sector logístico del País Vasco y que en sus once ediciones anteriores ha compartido la experiencia y el conocimiento de 110 expertos con cerca de 1.000 profesionales del sector. Esta vez, fueron más de 70 los asistentes virtuales para una reunión alrededor de un tema de actualidad pero que ya había sido tratado en la edición del 2019 de Transmodal.

Resiliencia y anticipación

La jornada comenzó con la presentación de Enrique Gutiérrez, por parte de la Cámara de Álava, para que, a continuación fuese Joseba Gondra, director de la Red de Banca Empresas de la Territorial Norte del Banco Sabadell, quien explicase que ante la incertidumbre hay que buscar “la oportunidad de negocio” puesto que Reino Unido seguirá siendo un buen mercado para nuestras empresas. “Aunque se complique la gestión aduanera” y se incrementen los costes añadidos, la oportunidad está ahí y hay que aprovecharla.

La jefa de Desarrollo Comercial de la Autoridad Portuaria de Bilbao, Amaia Sarasola, explicó la importancia del Brexit para la instalación portuaria, el Plan de Contingencia creado al efecto y las capacidades del puerto para asumir el reto. El Reino Unido para Bilbao supone su primer mercado, con 3,7 millones de toneladas anuales, sumando 180.000 teus, lo que supone un 10% del tráfico total de puerto y el 25% de sus contenedores. En un ejercicio de resiliencia y anticipación, la Autoridad Portuaria ha ido realizando diversas inversiones y adaptaciones para enfrentar con éxito el más negativo de los escenarios, una salida sin acuerdo o Brexit duro. Recordó Sarasola que el tráfico con terceros países supone en el puerto de Bilbao el 67% de sus movimientos, por lo que la incorporación de este nuevo país supondrá solamente un 10% adicional, reseñando que “el 15% del tráfico de mercancías de España con Reino Unido se realiza a través del puerto de Bilbao mediante los 11 servicios semanales (7 de contenedores y 4 en ro-ro) que operan en la dársena vizcaína y que también atienden el tránsito de más de 118.000 pasajeros.

Plan de Contingencia de la APB

El Plan de Contingencia preparado por la APB incluye el propio puerto, la Aduana, los servicios de control en frontera y otros organismos públicos y operadores. Contempla diversos aspectos como la revisión de procesos aduaneros, el rediseño de la operativa en la terminal del ferry, el establecimiento de parkings disuasorios, los ajustes horarios de los servicios o el refuerzo de personal en la Aduana y la APB, entre otros.

Paneles técnicos

La parte referida a los nuevos requisitos aduaneros fue analizada por Arantza Inchausti, jefa Regional Adjunta de Aduanas e Impuestos Especiales del País Vasco, con su ponencia sobre “las repercusiones en los trámites aduaneros”. A su modo de ver, nuestro país es muy activo en el comercio internacional y tiene suficiente experiencia como para “no tener miedo, sino para aprovechar las nuevas oportunidades que se presentan”. Recordó que Reino Unido ya no es miembro de la UE y que el periodo transitorio que ahora finaliza no es un punto final, sino que se seguirá negociando más allá del Brexit.

Explicó Inchausti los nuevos conceptos aduaneros a los que debemos acostumbrarnos: a convertirse en “tercer país” ahora los exportadores deberán conseguir un número EORI que la Aduana ha adjudicado ya automáticamente en muchos casos. Además recordó que será necesario realizar un Declaración Sumaria de Entrada (ENS), la declaración de import/export electrónica los elementos de deuda aduanera y el arancel.

Recalcó que a partir del 1 de enero el IVA ya no será intracomunitario y recomendó acogerse al sistema de IVA diferido para ahorrar el coste financiero. Al tiempo recordó que hay otros cambios reseñables en los impuestos especiales, los tránsitos (NCTS) o las autorizaciones aduaneras, entre otros. Dado que la información es muy numerosa y requiere de su completo estudio, Arantza Inchausti recomendó dirigir las preguntas al buzón habilitado al efecto por la Agencia Tributaria.

Buzón de la Agencia Tributaria

El segundo panel de expertos giró en torno al modo en que los grandes operadores van a afrontar el Brexit y sus complicaciones aduaneras, con la intervención de Antonio Jimenez, director de Aduanas DHL Express Hubs and Gateways, quien explicó que todos los actores de peso se están preparando desde hace dos años para este momento con la idea de “seguir ofreciendo el mismo servicio a los clientes”. Señaló que, de forma evidente, el Brexit afectará a la carga aérea en menor medida que a la carretera y el marítimo, para añadir que “el aeropuerto de Vitoria”, 4º en la red AENA, “podría salir beneficiado con la nueva situación” si se sabe aprovechar la oportunidad.

Finalizó el encuentro con la intervención de Francisco Rizzuto, Cargo Specialist Manager for Europe de IATA, sobre la incidencia del Brexit en la carga aérea. Comenzó con una visión general de la Asociación de la Industria de la Aviación sobre el momento actual, en que muchas aerolíneas están luchando por su supervivencia. Por el contrario, la carga aérea vive un momento dorado que no lo es más por la práctica desaparición de los vuelos de pasajeros, que llevan en sus bodegas una gran parte de la carga aérea mundial.

En lo referido al Brexit, Rizzutto mostró su preocupación por las trabas que se observan al denominado “camión aéreo”, donde se prevén demoras importantes por el anunciado control físico en frontera para las mercancías, pero también por la componente migratoria ilegal y la seguridad antiterrorista. Dejó constancia del programa piloto PLACI, que finalizará en marzo del 2021, en el que 14 compañías aéreas colaboran proporcionando información sobre sus flujos, a fin de obtener datos fiables sobre el tráfico. Finalmente, recomendó la lectura del “Border Operation Model” que, en su Anexo D se refiere a los cambios y normativas del Brexit. Dijo Rizzuto que es “un manual aún muy imperfecto” y que está sujeto a cambios, por lo que conviene estar atentos para no incurrir en ningún error que pueda ralentizar más la marcha de las mercancías. 

Anexo 5 del Border Operation Model