DSV pone en marcha un puente terrestre entre China y Europa

El operador DSV ha puesto en marcha un nuevo puente terrestre intercontinental que conecta China y Europa al que han denominado DSV Silkway Express. La compañía indica que es “una alternativa muy fiable, un tiempo de tránsito rápido, entre 14 y 18 días, y una tarifa mucho más económica que el transporte aéreo”.

El operador logístico destaca este nuevo servicio por las ventajas que conlleva “un servicio puerta a puerta, dando cobertura a toda China, capacidad para grandes volúmenes y sin restricciones para mercancías peligrosas” indican desde DSV. En relación a la seguridad y tranquilidad, DSV trabaja exclusivamente con partners de confianza para garantizar que la mercancía llegue a su destino de manera segura. Todos los camiones llevan sellado de seguridad y están equipados con trazabilidad GPS para que los clientes puedan realizar el seguimiento durante toda la ruta en el portal myDSV. La tasa de seguridad está incluida en el precio del transporte y su cobertura incluye que todas las paradas de descanso se realicen siempre en parkings cerrados con seguridad y vigilancia.