DB Schenker invierte 100 millones de euros en su almacén automatizado de Singapur

DB Schenker ha anunciado la realización de una inversión récord en la historia de la marca con la apertura de un nuevo almacén en las inmediaciones de Singapur. Se trata de una terminal innovadora debido a la alta velocidad y la automatización de sus procesos logísticos. Con un valor de 101 millones de euros, el centro Red Lion de Singapur constituye la mayor inversión económica realizada por la compañía en su historia corporativa en un único proyecto y a nivel mundial. Ubicado estratégicamente en el parque logístico del aeropuerto de Singapur (ALPS), el Changi Airport, el almacén establece un nuevo estándar en la combinación de los desarrollos tecnológicos más vanguardistas del momento y la garantía de sostenibilidad.

El centro, que combina la carga aérea con la logística de contratos, se expande en más de 51.400 metros cuadrados divididos en cinco plantas, con un tamaño equivalente al de siete campos de fútbol. Una nueva generación del sistema de gestión de almacenes junto con una plataforma de IT sincronizada que aúna diversas automatizaciones permite a Red Lion aumentar la productividad del almacén en un 100% en relación con los procesos manuales y reducir los tiempos de entrega a clientes en un 40% en comparación con las instalaciones no integradas.

Procesos sostenibles y 100% automatizados

La carga entrante se procesa a través de una plataforma especial que aumenta la velocidad y facilita el manejo del producto desde el primer momento. Posteriormente, los elevadores de paletas la desplazan a una zona automatizada con equipos para pasillos estrechos (VNA) para optimizar la capacidad de almacenamiento. Las lanzaderas múltiples y los sistemas de almacenamiento de cartón se complementan con tecnologías de bienes a persona (GTP) y pick-to-light y sistemas de transporte y vehículos guiados automáticos (AGV).

Red Lion también es el primer almacén en ofrecer un robot con un sistema de etiquetado diseñado internamente, que se apoya en tecnología de visión 3D y tres brazos robóticos para adherir etiquetas en varios idiomas a productos de diversos tamaños y formas. Además, las instalaciones respaldan el compromiso de DB Schenker con la promoción de desarrollo sostenible y la protección del medioambiente. 1.440 paneles solares fotovoltaicos, junto con otras prestaciones sostenibles, permiten alcanzar un ahorro energético del 34%. La terminal se ha certificado con las etiquetas Green Mark Platinum y LEED Gold Standard por parte de la Autoridad de Construcción y Edificación de Singapur (BCA).