Cosco presentó los planes de ampliación de su terminal ferroviaria de Plaza

La Autoridad Portuaria de Valencia (APV) ha celebrado la apuesta de Cosco por el Corredor Cantábrico-Mediterráneo. En un encuentro celebrado en la terminal ferroviaria que la compañía dispone en Plaza (Zaragoza), Cosco ha señalado su voluntad de incrementar la capacidad de esta terminal hasta los 300.000 contenedores. El acto, al que asistió el director general de la APV, Francesc Sánchez, contó con la presencia del embajador de China, Lyu Fan, el CEO de Cosco Shipping Ports, Sun Kai y el presidente de Aragón, Javier Lambán.

Tal y como se puso de manifiesto en el encuentro, Cosco pretende cerrar el ejercicio 2019 con un movimiento de alrededor de 110.000 contenedores, cifra que supone duplicar el tráfico registrado por la terminal respecto al registrado hace dos años, cuando la compañía china empezó a gestionarla. Actualmente, la capacidad de la terminal CSP Iberian Zaragoza Rail Terminal es de 165.000 contenedores y, la compañía prevé realizar inversiones para duplicarla hasta los 330.000 contenedores en un par de años. Las principales mercancías que se transportan a través de esta terminal son productos agrarios y piezas para el sector automovilístico.

Para Cosco, la terminal ferroviaria de Zaragoza supone una infraestructura estratégica en España ya que les garantiza la conexión con sus dos terminales marítimas, situadas en los puertos de Valencia y Bilbao, para lo que la mejora del Corredor Cantábrico-Mediterráneo y, especialmente, el tramo Valencia-Zaragoza resulta fundamental. El objetivo de la compañía es seguir apostando por Zaragoza para desarrollar la estrategia One Belt, One Road que tiene por objetivo conectar los puertos españoles entre sí y éstos con el país asiático.

El puerto de Valencia ratifica su compromiso por incrementar la competitividad de la línea ferroviaria con Zaragoza

Línea Valencia-Zaragoza

En este sentido, desde el puerto de Valencia se ha ratificado su compromiso con la mejora de esta línea ferroviaria a la que ha destinado una inversión de 53,6 millones de euros. De ellos, 20,6 millones de euros se destinarán a la mejora de los 7 apartaderos de trenes en la línea Valencia-Sagunto-Teruel-Zaragoza, que se prolongarán para recibir trenes de hasta 750 metros de longitud. Asimismo, la APV tiene previsto destinar otros 33 millones de euros para actuaciones de mejora en esta línea ferroviaria, que todavía se encuentran pendientes de consignar.

Actualmente, las actuaciones de mejora acometidas en la línea, que estuvo cerrada al tráfico hasta el pasado 5 de octubre, ya permiten la circulación de trenes de gran capacidad, así como la circulación de trenes de mercancías en horario nocturno.

Una vez completado todo el Plan Director por parte de Adif, la línea dispondrá de mayor capacidad; se incrementará la velocidad máxima de circulación y, en consecuencia, se reducirán de forma sustancial los tiempos de viaje, tanto para los viajeros como para las mercancías; mejorará la competitividad de los servicios de carga; se podrán incorporar trenes eléctricos; se ofrecerán mejores parámetros de fiabilidad y confort; se reducirá la probabilidad de incidencias; y, finalmente, la línea será plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.