Castilla y León y Cantabria colaborarán en promoción de infraestructuras de transporte

Los presidentes autonómicos Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León) y Miguel Ángel Revilla (Cantabria) han firmado un convenio de colaboración entre ambas comunidades que incluye un apartado referido a la promoción de infraestructuras de comunicación y transportes.

El amplio documento consta de 19 puntos para mejorar la prestación de los servicios públicos en común, como pueden ser la sanidad, la educación o la promoción económica y turística.

En lo referido a las infraestructuras de comunicación y transportes, el acuerdo contempla la creación de un grupo de trabajo para la vigilancia y seguimiento de la ejecución de vías y conexiones con las grandes redes ferroviarias de competencia y responsabilidad estatal. Además, se apuesta por la colaboración en materia de carreteras de titularidad autonómica y que afecten a ambos territorios, transporte de viajeros, la potenciación del tráfico de mercancías, y el impulso de ambas comunidades en el proyecto Corredor Ferroviario Atlántico de la Red Transeuropea de Transporte, de gran interés para potenciar la conexión del puerto de Santander con la provincia de Palencia.

Deuda histórica

Como anécdota, ambos presidentes se refirieron a dos infraestructuras que suponen “una deuda” con los ciudadanos de Burgos y Cantabria, dos hechos que parecen un sainete pero que reflejan el abandono al que se ha sometido a la que ahora llaman “España vaciada”. Así, ambas comunidades pretenden recuperar el puente de Noguerol sobre el Pantano del Ebro, que se levantó en 1952 para permitir la comunicación entre los municipios de Arija (Burgos) y Campoo de Yuso (Cantabria), separados a partir de la inundación de los terrenos del pantano. Esta infraestructura  nunca llegó a inaugurarse pues se derrumbó antes de su puesta de largo, mes después de entregada la obra. De otro lado, el túnel ferroviario de La Engaña era parte del trazado del ferrocarril Cantábrico-Mediterráneo, que uniría los puertos de Santander y Sagunto. Se trata de un largo túnel, de casi 7 kilómetros, entre los municipios de Vega de Pas, en Cantabria, y Pedrosa de Valdeporres, en Burgos, Tras casi 20años de trabajos para su construcción, jamás llegó a utilizarse y hoy día permanece semi-derrumbado.