Carnival ofrece sus buques como hospitales de emergencia

La compañía de cruceros Carnival ha ofrecido sus buques como hospitales provisionales para aliviar la presión originada por el Coronavirus, Covid-19, sobre los centros de hospitalización en tierra. En el ofrecimiento se incluyen los buques de las compañías  Carnival Cruise Line, Holland America Line, Princess Cruises y P&O Cruises Australia.

Carnival Corporation y sus marcas solicitan a los gobiernos y autoridades sanitarias que consideren el uso de cruceros como instalaciones sanitarias temporales para tratar a pacientes, libres del Covid-19, y así liberar espacio adicional y ampliar la capacidad de los hospitales terrestres para tratar casos del Coronavirus. Como parte de la oferta, se pedirá a las partes interesadas que cubran únicamente los costes esenciales de las operaciones del buque mientras se encuentre en puerto.

Desde Carnival se señala que los cruceros pueden aprovisionarse rápidamente para servir como hospitales con hasta 1.000 habitaciones donde tratar a los pacientes que sufren de condiciones menos críticas. Estas salas de hospital temporales de cruceros se pueden convertir rápidamente para instalar y conectar dispositivos de monitorización remota de pacientes a través de la red de alta velocidad de la nave, proporcionando capacidades de control cardíaco, respiratorio, saturación de oxígeno y video. Las habitaciones también cuentan con cuarto de baño, balcones privados con acceso al sol y aire fresco, así como capacidades de aislamiento, según sea necesario.

Carnival se ofrece suministrar los servicios de restauración y hospedaje

Además, según Carnival, sus buques podrían proporcionar hasta siete unidades de cuidados intensivos (UCI) en el centro médico del buque equipado con vigilancia cardíaca central, respiradores y otros dispositivos médicos clave. Al igual que los centros de salud terrestres, los cruceros también pueden albergar múltiples funciones médicas en lugares separados, utilizando diferentes cubiertas en el buque para aislar cada área médica requerida.

Los cruceros hospitalarios temporales estarían atracados en un muelle cerca de la comunidad necesitada y operados por la tripulación del buque, con todas las operaciones marítimas, alimentos y bebidas, y servicios de limpieza proporcionados por los miembros de la tripulación en el buque, mientras que los servicios médicos serían prestados por la entidad gubernamental o el hospital correspondiente.

La administración norteamericana, país que concentra muchos de los buques de Carnival amarrados en la actualidad, ha declinado aceptar de momento la oferta de la compañía y ha anunciado que desplegará sus propios buques hospital militares: el “USNS Comfort” en Nueva York y el “USNS Mercy” en California. No obstante, otros gobiernos podrían estar estudiando el ofrecimiento. En este sentido, el gobierno italiano ya ha aceptado la conversión del buque “Splendid” de GNV como buque hospital en el puerto de Génova.