CámaraBilbao continúa con la información, atención y apoyo a las empresas

Ante la excepcionalidad de la epidemia por el coronavirus, Covid-19, CámaraBilbao trasmite un mensaje de tranquilidad y confianza y afirma “seguir muy de cerca” la evolución de esta situación y haber adoptado todas las medidas necesarias para mantener su compromiso de servicio y realizar las actividades con normalidad, en todo momento.

El esfuerzo de CámaraBilbao se centra especialmente mantener la actividad de sus servicios a empresas, profesionales autónomos y alumnado de nuestro centro de formación y asegurando, a su vez preferentemente, la salud y la seguridad de las personas. Por ello, además de la atención presencial, se ha hecho un refuerzo de los canales de información, a través de la puesta en marcha de líneas telefónicas o telemáticas, para atender las consultas y solicitar previamente una cita.

Por otro lado, ante el escenario generado por la epidemia y la declaración del estado de alarma que está afectando al tejido productivo de Bizkaia y de Euskadi con importantes consecuencias económicas, CámaraBilbao está colaborando con las Administraciones Públicas en la evaluación de la situación y la elaboración de medidas que se puedan poner en marcha para aliviar el impacto. Así mismo, CámaraBilbao y también la Cámara de Álava, han creado en sus web un espacio dedicado al Covid-19 con información puntual sobre medidas urgentes y actuaciones extraordinarias que se adopten para hacer frente al impacto económico y social del coronavirus.

Al mismo tiempo, la Cámara apoya todas aquellas medidas económicas y fiscales aprobadas por el Gobierno Vasco y la Diputación Foral de Bizkaia que incidan directamente en la protección de las personas y de las empresas, principalmente las pymes, más afectadas por las consecuencias de la pandemia. El objetivo fundamental: asegurar la viabilidad de los negocios y proteger al máximo los puestos de trabajo. En este sentido, el Gobierno Vasco ha aprobado un fondo de 841 millones de euros de los que 586 irán a parar a pymes y autónomos para ayudas al pago de las cotizaciones y los alquileres como compensación a las perdidas por el cierre; el apoyo a la producción local de alimentos o  ayuda a empresas en dificultades.