Brittany Ferries mantiene sus conexiones de carga con Reino Unido

Las nuevas restricciones a la movilidad de personas y mercancías, impuestas por la nueva variante del Covid-19 detectada en Reino Unido, no está afectando a las conexiones con los puertos del Cantábrico: el número de enlaces, que mantienen tanto el puerto de Santander como el de Bilbao con el Reino Unido a través de la naviera Brittany Ferries, no se verá afectado a pesar de las nuevas restricciones establecidas por el Gobierno de España. La situación nada tiene que ver con la que se ha originado en los puertos del Canal de la Mancha, si bien las singladuras entre Reino Unido y el Cantábrico se han visto muy mermadas desde el inicio de la pandemia.

Brittany Ferries sólo transporta nacionales o residentes en España con PCR o TMA negativa

Brittany Ferries continuará operando como lo ha hecho durante toda la crisis del Covid-19, transportando bienes esenciales. Además, cumpliendo con la nueva normativa establecida por el gobierno español, transportará única y exclusivamente pasajeros españoles o residentes en España, no pudiendo acceder a España ningún turista.

Kerry Bio 1 min 1024x577 - Brittany Ferries mantiene sus conexiones de carga con Reino Unido
Las conexiones para carga entre Bilbao y Santander con Reino Unido se mantienen pese a la nueva alerta sanitaria

En Bilbao, la naviera bretona únicamente opera en la actualidad el buque de carga “Pelikan”, que no admite pasaje y tan sólo puede transportar 3 conductores. En el Puerto de Santander, donde desde primeros de mes atraca el buque “Galicia”, se han extremado los controles y medidas de seguridad. Así, no se podrá embarcar desde Reino Unido en ningún barco de Brittany Ferries sin una PCR o TMA negativa realizada con un máximo de 72 horas antes de llegar al puerto de Santander. Tampoco se admiten viajeros sin un justificante que demuestre la nacionalidad española o la residencia en España. Además, cada pasajero deberá cumplimentar un Formulario de Salud Pública entregado en el momento de hacer la facturación, y que tiene que ser rellenado antes de la llegada a Santander, así como pasar por un control visual y de temperatura justo antes de subir al barco.

La conexión desde el puerto de Bilbao con Irlanda, servida con el buque “Kerry” mantiene su operativa con total normalidad.