Barcelona registra un 30% de entregas frustradas a domicilio

Catalunya aspira a tener un 7,5% de furgonetas de emisiones cero en el 2025

El conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, Damià Calvet, y el director general del ATM de Barcelona, Pere Torres, han presentado el Plan Director de Movilidad 2020-2025 del Sistema Integrado de Movilidad Metropolitana de Barcelona, que alcanza las 12 comarcas sobre las que opera la ATM de Barcelona donde residen el 75% de la población de Catalunya y que ayer mismo fue aprobado por el Gobierno catalán. Se trata de un Plan impulsado por el ATM y trabajado durante meses de forma conjunta con administraciones, agentes de movilidad y ciudadanía.

El documento es la nueva base de referencia para el sector de la movilidad y su evolución hacia un mundo más digitalizado y sostenible. Está basado en 10 ejes que tratan de forma integral diferentes aspectos relevantes de la movilidad, y que persiguen un gran objetivo con cinco vertientes. En este sentido, Calvet ha explicado: «El Plan es el referente que tendrán que usar los entes locales para su planificación de movilidad y tiene cinco objetivos: una movilidad saludable y sostenible; eficiente y productiva; segura y fiable; inclusiva y equitativa; e inteligente y digital”.

Para llegar en cinco años a estos estándares de evolución, el Plan propone un total de 86 medidas que tienen un coste estimado de unos 100 millones de euros. Además, los entes locales del ámbito SIMMB tendrán que adaptar sus planes de movilidad urbana a las directrices de este PDM.

Calvet: “El Plan Director de Movilidad representa un punto de inflexión en el crecimiento del transporte público, el uso de energías alternativas y las emisiones”

El conseller ha expuesto que “queremos que los desplazamientos en vehículo privado bajen del 36 al 33% y que suban los realizados en micromovilidad y transporte público. Si conseguimos que el transporte público suba del 17 al 20%, esto serian 200 millones más de viajes al año”.

El medio ambiente y un transporte más ecológico son algunas de las cuestiones capitales de este PDM. Por eso insiste mucho a reducir el consumo energético y el impacto de los desplazamientos, así como las emisiones de vehículos, entre un 6 y un 16%. Y en este sentido, Calvet apunta que “apostamos porque en el 2025 el 13% de turismos, el 7,5% de furgonetas y el 25% de los buses funcionen con vehículos de emisión cero o de muy bajas emisiones. El 2025 queremos que la movilidad al ámbito del ATM de Barcelona emita un 6,6% menos de CO₂, un 24,8% menos de NO2 y un 19,1% menos de partículas PM10”.

El conseller de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat, Damià Calvet, y el director general del ATM de Barcelona, Pere Torres, han presentado el Plan Director de Movilidad 2020-2025 del Sistema Integrado de Movilidad Metropolitana de Barcelona

Unas cifras, que el titular de Territori ejemplifica porque el PDM 2020-2025 tiene que representar “un punto de inflexión en el crecimiento del transporte público en detrimento del vehículo privado. Un punto de inflexión en la utilización de energías alternativas a los combustibles fósiles en la movilidad. Y, por último, un punto de inflexión en las emisiones que afectan el clima o la calidad del aire”.

El transporte de mercancías y la logística tiene un espacio representativo en el Plan. El director del ATM de Barcelona ha comentado la necesidad “de abordar la distribución urbana de mercancías favoreciendo la coordinación y el consenso sobre todo entre municipios vecinos y estableciendo, entre otras acciones, puntos de recogida de conveniencia para evitar viajes frustrados en las entregas a domicilio y que acaban generando más viajes de transportistas.” Actualmente el 30% de las entregas a domicilio son viajes frustrados.

Las cifras del PDM 2020-2025

  • 43 municipios con áreas pacificadas y de bajas emisiones.
  • -50% de las víctimas mortales en accidente de tráfico.
  • 70 nuevos km de red ciclable.
  • Pasar de 107 a 165 aparcamientos de enlace (P&R).
  • Pasar de 18 a 54 km de carril bus interurbano.
  • Lograr cerca de 1.200 millones de pasajero en el  transporte público (un 20% más).
  • Hasta 120.000 desplazamientos en vehículo de movilidad personal (VMP) (un 140% más).
  • Que el parque móvil ECO o eléctrico crezca hasta el 13%.
  • Pasar de 5 a 500 autobuses eléctricos.
  • Llegar a las 300 estaciones de recarga.