Baleares restringe casi en su totalidad el espacio aéreo y marítimo

El Gobierno ha publicado una orden ministerial TMA/247/2020 con la que quedan prohibidos, con algunas excepciones, los vuelos comerciales y privados y el desembarco de pasajeros en Baleares, como medidas para contener la pandemia de coronavirus (Covid-19).

La orden ministerial supone en la práctica, casi el cierre del espacio aéreo y marítimo de Baleares, con fuertes restricciones y algunas excepciones para garantizar los desplazamientos por cuestiones de necesidad, ya sea por tratamientos médicos y trabajo en servicios esenciales, la salida de turistas y el retorno de los baleares en el exterior.

La orden ministerial también permite al Govern realizar controles sanitarios en los puertos y aeropuertos, a los que se tendrán que someter todas las personas que lleguen desde el exterior, si fuera el caso.

Sólo podrán desembarcar los conductores de mercancías

Queda prohibido el desembarco de pasajeros de barcos de línea regular y las entradas, en todos los puertos de las Islas. Además de las embarcaciones de recreo.

Por el contrario, sí podrán desembarcar los conductores de camiones de mercancías. Quienes deberán realizar toda la travesía en una cabina individual, asignada por la naviera, que será debidamente desinfectada.

Además, las navieras deberán proporcionar manutención a los conductores de los camiones durante el trayecto. El acceso a la cabina y el desembarco se hará siguiendo las directrices decretadas por las autoridades sanitarias.

Prohibición de volar

En concreto, con carácter general quedan prohibidos todos los vuelos comerciales nacionales con Baleares y todos los vuelos privados, tanto nacionales como internacionales.

Como excepción, se permite como máximo un vuelo diario por compañía desde Madrid, Barcelona y Valencia con Palma, y un vuelo diario desde Barcelona y Madrid hacia Menorca e Ibiza.

En estos vuelos deberán cumplirse las restricciones impuestas por el Gobierno, de manera que no se podrán llenar completamente los aviones, sino que tendrán que volar a un tercio de su capacidad.

Por otro lado, para la operación retorno de los turistas que todavía están en Baleares, los aeropuertos procurarán que no haya acumulaciones y habilitarán zonas amplias para cribados.

Conexiones interinsulares

Una vez entrada en vigor la orden ministerial el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha anunciado hace unos minutos que procederá a la adjudicación express de un contrato para la prestación de servicios aéreos en las conexiones interinsulares de Baleares.

La adjudicación se acometerá de forma inmediata ante la falta de interés en seguir operando estas conexiones por parte de las compañías aéreas que las operaban hasta la fecha, tras la publicación de la Orden TMA/247/2020 por la que se han establecido medidas de transporte a aplicar a las conexiones entre la península y la Comunidad Autónoma de Illes Balears.

Estos servicios consistirán en un vuelo de ida y vuelta diario para cada uno de los enlaces Palma de Mallorca-Mahón y Palma de Mallorca-Ibiza, con un precio final de 60 € por trayecto (menos de 15 € para el residente, gracias al 75% de subvención existente).

En estos momentos, el Ministerio se encuentra finalizando el expediente para poder adjudicar estos servicios por la vía de emergencia, adjudicación que previsiblemente se publicará en BOE en el día de mañana.