Almería ofrece el dique exterior para plataformas y buques de gran calado

El presidente de la Autoridad Portuaria visita la plataforma petrolífera Ocean Confidence, que permanecerá amarrada en el Muelle de Poniente hasta junio

El presidente de la Autoridad Portuaria de Almería (APA), Jesús Caicedo, ha anunciado que el puerto andaluz está realizando gestiones con el fin de ofrecer el enclave como lugar idóneo para el atraque de plataformas petrolíferas y buques de gran calado. Y es que, según ha señalado, una vez que se acometan las obras de prolongación del muelle de Pechina, así como su conexión con el dique exterior, el puerto de Almería se convertirá en uno de las pocas infraestructuras portuarias del Mediterráneo y del Atlántico con capacidad para acoger plataformas y buques de más de 20 metros de calado.

Para la conexión del dique exterior con tierra firme y la ampliación del muelle de Pechina, la APA trabaja en un proyecto en el que invertirá unos 23 millones de euros a lo largo de los próximos cuatro años. Ambas obras forman parte del gran proyecto de desarrollo de la zona exterior del puerto, y tendrán que desarrollarse por fases, ya que se financiarán con fondos propios de la Autoridad Portuaria, generados con los tráficos actuales y con los que se generarán con la puesta en servicio de la nueva infraestructura.

La plataforma semi-sumergible para aguas profundas “Ocean Confidence” ha trabajado en los campos petrolíferos del subsuelo marino de Angola

Así lo ha anunciado Jesús Caicedo durante la visita que ha realizado a la plataforma petrolífera “Ocean Confidence”, que se encuentra atracada en el muelle de Poniente desde primeros de abril, y donde está previsto que permanezca al menos durante un mes más. En el recorrido por las instalaciones de esta gigantesca estructura de más de 30.000 toneladas, el presidente de la APA ha estado acompañado por Alberto Lerena, jefe de mantenimiento de la consignataria J. Ronco y Cía en Almería, quien ha precisado que la “Ocean Confidence”, tras más de treinta años de vida útil, será remolcada hasta Turquía, donde será desguazada.

La plataforma semi-sumergible para aguas profundas ha estado activa hasta hace unos meses. Su último trabajo lo ha realizado en el Atlántico Sur, en los campos petrolíferos del subsuelo marino de Angola. Tiene una eslora de cerca de  100 metros y más de 72 de manga. La altura de su grúa es de más de 70 metros. Fue construida a finales de los años 80, si bien fue sometida a una gran reforma en el año 2001.

Por su capacidad de alojamiento, era como un gran hotel, ya que, si bien en ella solían alojarse una media de 350 trabajadores, en épocas de máxima actividad, en sus dependencias podía acoger hasta 600 personas.