Agri’Vrac perfila su cuarta edición presencial en el puerto de Baiona

El puerto de Baiona y la Cámara de Comercio e Industria de Baiona País Vasco continuarán dando soporte a sponsors, expositores y colaboradores de Agri’Vrac

Tras las exitosas ediciones del 2017, 2018 y 2019, la cuarta convocatoria de la Jornada Agroalimentaria y Bolsa de Cereales del Puerto de Baiona, Agri’Vrac, se ha visto en la obligación de posponer su celebración hasta el próximo año, cuando se podrían superar las expectativas generadas con la participación anteriores ediciones -con más de 300 inscritos, provenientes de Francia y España en su mayoría-.

La crisis sanitaria ha traído, como una de sus consecuencias, la anulación de sucesivos encuentros del sector agroalimentario y de su logística añadida: transporte, almacenamiento, manipulación y distribución. Así, tanto en España como en Francia, los encuentros sectoriales se han visto cancelados o pospuestos. En el caso del evento auspiciado por el Puerto y la Cámara de Comercio e Industria de Baiona, se ha decidido no optar por una celebración “virtual”, una opción que tiene menos adeptos que un encuentro “cara a cara” donde saludar amigos, negociar precios y valorar condiciones en un ambiente distendido.

Tanto el Port de Bayonne como la CCI continúan dando soporte tanto a sponsors como a expositores y colaboradores, manteniendo los compromisos adquiridos de cara a una próxima convocatoria presencial que tendrá lugar en el próximo mes de septiembre. Serán, de nuevo, dos jornadas en la que los profesionales del sector cerealístico, agroalimentario y de su logística asociada se darán cita en Biarritz, un emplazamiento de lujo en la costa vascofrancesa. De esta forma se demuestra la vitalidad de uno de los principales sectores económicos del Euro Región, en un marco excepcional y un ambiente a la vez festivo y profesional, típico de la zona.

Agri’Vrac prima la calidad frente a la cantidad de asistentes y los premia con una típica jornada gastronómica vasca

En anteriores ediciones, la celebración de AgriVrac ha contado con el aliciente añadido de incluir una reunión extraordinaria del Club Logístico Intermodal Portuario de la Euro-Región (CLIPER).


Los organizadores de la cita agroalimentaria vasco-francesa priman la calidad del encuentro sobre la cantidad de participantes. Favorecen un clima de trabajo en red en un ambiente cordial, distendido, en el que la renombrada gastronomía vasca juega su papel de reclamo.


El puerto de Baiona, con un fuerte volumen de mercancía agroalimentaria a granel (más de un millón de toneladas de maíz, abonos, alimentación animal), es un lugar estratégico, perfecto para los operadores del mercado del Sur Occidental de Francia y del Norte de España. La implantación en el propio puerto de industriales y almacenistas, así como de reconocidos operadores, convierten a Baiona en punto ineludible para los profesionales de los cereales, los abonos y de la alimentación animal.

El plantel de conferencias técnicas, que ya se encontraba completo, se mantiene en su integridad, mientras la parte expositiva, con 30 stands de otras tantas empresas e instituciones, tanto francesas como españolas e internacionales, podrá acoger a más interesados, tras un año en blanco para eventos agroalimentarios. La pandemia había ralentizado el número de inscritos y expositores, pero, posteriormente, las solicitudes llegaron en cascada, fruto de la liberalización de los movimientos geográficos y de la mejoría de situación sanitaria en el país galo. Con las nuevas fechas previstas, la reunión congregará a un importante número de expositores para ofrecer a los visitantes soluciones para el transporte, el almacenaje, el control informático, la trazabilidad, la exportación y la importación de granos, abonos, alimentación animal y productos agroalimentarios.

Programa laboral y lúdico

La IV edición de la Jornada Agri’Vrac de Baiona tendrá como objetivo facilitar, mantener y desarrollar relaciones entre los sectores económicos comprometidos. Además de los profesionales del Suroeste francés, un numeroso grupo de profesionales españoles han confirmado su participación en el evento, favoreciendo los intercambios comerciales transfronterizos en la compra-venta, el almacenaje, la manutención y transformación, los transportes y otros servicios de valor añadido para productores y cooperativas.

Para la celebración del encuentro se barajan distintas instalaciones de prestigio en la costa aquitana. Un lugar de lujo para reunir la totalidad del evento en el prestigioso marco de las playas de vascofrancesas, frente al mar. La cita comenzará con una conferencia/debate a cargo de un reconocido orador, directivo de una de las más importantes navieras del mundo. A continuación, tendrá lugar un cóctel-cena, apto para el trabajo en red entre instituciones, operadores, compradores y proveedores de productos y servicios relacionados con el cereal y su logística.

Agri’Vrac combina el trabajo en red y las conferenciantes de alto nivel técnico

Los participantes se reencontrarán al día siguiente en un desayuno de trabajo antes de pasar a la sesión en la que el puerto de Baiona presentará sus capacidades logísticas y sus planes de futuro. También habrá diversas intervenciones de operadores logísticos e industriales implantados en el puerto y su hinterland más cercano, así como las diversas opciones de transporte desde y hacia las instalaciones portuarias.

Base logística multimodal

El puerto de Baiona, promotor de Agri’Vrac, se ha constituido en una importante  plataforma logística multimodal en la que confluyen con facilidad todos los medios de transporte: marítimo, ferroviario y terrestre. En lo referido a los graneles, Baiona mantiene un tráfico estable de más de un millón de toneladas anuales, un 40% de su movimiento total.

A día de hoy, dispone de medio centenar de hectáreas disponibles para implantación de proyectos comerciales e industriales en sus tres terminales: Saint Bernard, para desarrollos logísticos ligados al mar; Tarnos, dedicada a la industria pesada; y Blancpignon, que alberga naves de almacenaje. En los últimos meses, el puerto de Baiona ha puesto sus ojos en la madera como mercancía de exportación a través de su autorización para almacenar hasta 49.000 toneladas de éste material. Además, otro de los nichos de mercado se encuentra en la posibilidad de almacenamiento seguro de mercancías peligrosas (IMO) en terreno portuario.